Joven y (demasiado) preparada

overqualified

Ayer pasé una tarde difícil. Por la mañana tuve una entrevista de trabajo (la primera desde que hace seis meses me quedé en paro) y no me fue bien. Al principio fue solo una sensación: me parecía notar un ligero tono de desdén en el entrevistador cuando comentábamos aspectos como mi preparación académica y mis méritos o la carta de recomendación del último colegio en que he trabajado, pero no quise darle importancia. Hice la entrevista lo mejor que pude, estuve relajada y respondí a todas sus preguntas. Pero cuando nos despedíamos, después de decirme que tendré una respuesta el martes, me quedó claro que el puesto no va a ser mío. Me dijo: «Tienes muy buen currículum, pero yo lo veo más bien orientado para la universidad».

Yo siempre he tenido claro que quería ser profesora de secundaria. Me gustan los chavales, establecer relaciones con ellos, conocer sus gustos y sus intereses… Creo que hay una enorme diferencia entre ser profesora de secundaria y de universidad: en la universidad debes instruir, informar a los alumnos de ciertos contenidos, mientras que en secundaria tu función es educar y eso no se limita al aprendizaje de unos conceptos y unos procedimientos, sino a transmitir valores, a hablar con ellos, a compartir experiencias, a enseñar a reflexionar…

El problema es que cuando terminé la carrera, con 23 añitos recién cumplidos, mi padre me recomendó que hiciera la tesis y a mí me pareció una buena idea. Me encanta estudiar y la carrera me había sabido a poco, así que la idea de prolongar mi vida universitaria unos años más me parecía muy atractiva. Y durante esos años en que seguí ampliando mis estudios me sentí muy feliz y valorada: mi esfuerzo se vio premiado por varias becas, algunas publicaciones e incluso, al final, el Premio Extraordinario de Doctorado. Pero cuando terminé esa segunda etapa de estudios y quise, por fin, empezar a trabajar en lo que me gustaba, aparecieron los problemas.

No es la primera vez que me pasa y tampoco será la última. Todo el mundo espera que con mi nivel de estudios quiera trabajar en la universidad, y por eso me encuentro reticencias al intentar acceder al trabajo para el que tengo vocación. Es más, es que si quisiera trabajar en la universidad ya no podría: desde que terminé la tesis, dejé de hacer méritos en ese sentido, dejé de ir a congresos, de publicar, no pedí acreditación a la ANECA. Hoy tengo 33 años y, al parecer, estoy demasiado preparada para secundaria pero para trabajar en la universidad me faltan publicaciones y méritos: siento que se me han cerrado todas las puertas. Ya no puedo hacer lo que me gusta y tampoco lo que no me gusta. Mi marido se sorprende de que no me muestre orgullosa de mi Premio Extraordinario. Yo lo siento como una carga que me ha alejado de mi vocación y que me ha dejado en el paro.

Anuncios

9 comentarios en “Joven y (demasiado) preparada

  1. Vaya, menudo curriculum!!!! Deberías poder trabajar en lo que te gusta y por lo que tienes vocación…¿cómo se puede estar demasiado preparada para algo y que eso te esté perjudicando???!!! no lo entiendo…

    Cuando tengas un ratito te pasas por mi blog , alí hay un premio para tí.

    Besos felices.

  2. Hola wapa. A mi me ha pasado en varias ocasiones lo mismo, y es muy desesperante, así que te entiendo. ¿Sabes lo que hice yo? adapté mi currículum según la entrevista de trabajo que tenía y para el puesto que optara, tanto es así que tenía varios currículum hechos para según que ocasión.
    Prueba a ver si te funciona. Ya nos contarás.

    Un beso

    • Mi problema es que si elimino del CV todo lo que no se relaciona con secundaria (que es en lo que quiero trabajar) quedaría un hueco enorme, de los años en que me dediqué a sacarme la tesis y trabajé en la uni por dos becas que me dieron para el doctorado. De ese modo, pasaría de estar “demasiado preparada” a “te falta experiencia, ¿qué hiciste desde 2003 hasta 2009?”.

  3. Como te entiendo!! Yo me quede en paro cuando se me acabo la baja maternal, y había pensado en reengancharme en la Universidad, porque siempre me gusto estudiar, y pensé hacer un doctorado o algo en lo que pudiera aprovechar mi experiencia laboral (yo soy ingeniero de caminos), pero con 32 años también tengo esa puerta cerrada y me parece un disparate, que con treinta y tantos años tengas la puerta cerrada para trabajar en la Universidad, y como tu dices estes “demasiado preparada” para otros puestos. Mucho ánimo, yo también me he puesto a opositar, así que ya nos contaremos como nos va!! besitos y mucho ánimo!!

    • Es que es un auténtico disparate. Uno debería poder formarse todo lo que quiera y cuando quiera, independientemente de la edad y de hacia dónde quieras orientar tu carrera. ¿Es que me hace peor para un trabajo de licenciada el hecho de ser doctora? ¿Es que tú eres menos válida para hacer una tesis por el hecho de haber pasado unos años adquiriendo experiencia laboral tras tu licenciatura? En este país de locos, parece que nuestra cerrazón mental nos exige que haya un único camino para cada opción. Ánimo con tu doctorado, yo lo intentaría si es lo que deseas.

  4. Es ridículo. Puede que el entrevistador viera que tienes más titulación de la requerida, pero si es el trabajo que deseas hacer, no comprendo qué problema hay. Bueno, sí comprendo un problema… el del entrevistador de no saber valorar el esfuerzo, la entrega y la dedicación de una persona en su trabajo, que debería contar más que ningún título

      • Jooooo, si es que la cuestión es buscar tres patitas al gato, no es nada mas, como te entiendo, a mi también me encanta la enseyanza, me encasille ahí, pero como no encontraba centros serios que no encontraran un ajo o cebolla, lo hice peor, me encasille en la enseñanza pero en academias particulares (muchos desastres, muchos cuadros que jamas hubiera querido ver…), ahora estoy sin trabajo, el boom de academias pequeñas bajo en picado, los centros de secundaria me encuentran mayor :OO (pero si no me falta ni nada que digamos para la edad de jubilación, por dios!!!) y si quiero optar por otros caminos relacionados con mi licenciatura me dicen que no tengo experiencia, que por que no sigo con la enseñanza (como si hubiera trabajo, ahummmm).
        Así que que hago??? me pillo otro trabajo basura como el último que tuve para el que no se necesitaba ni haber estudiado nada?
        Por que nos lo ponen tan difícil?
        En fin….con todo lo que tienes, no te darían puntos si te presentarás a oposiciones? claro que a lo mejor no es una vía que tu quieras seguir, no se….
        Besote y mucha suerte!!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s