El cartón de leche (o «mientras hay vida hay esperanza»)

Como los que leéis este pequeño blog sois muy pocos, he decidido contaros la última de mis locuras para que os riáis un rato.

El cartón de leche en cuestión no llevaba un dibujo tan mono. ¡Señores fabricantes de leche envasada! Si hacen sus envases más atractivos, prometo beber más leche.

El cartón de leche en cuestión no llevaba un dibujo tan mono. ¡Señores fabricantes de leche envasada! Si hacen sus envases más atractivos, a lo mejor bebo más leche.

Todo empezó con un cartón de leche.

En realidad no, todo comenzó dos días antes, cuando después de varias jornadas sumida en la total paranoia de los psicosíntomas, noté que mi cuerpo empezaba a mandarme un mensaje claro: por mucho que yo quisiera buscar donde no había, empezaba a manifestar las mismas sensaciones que me llegaban todos los meses sin falta unos cuatro o cinco días antes del periodo. Después de maldecir como un marinero (cuando me enfado soy muy malhablada), empecé a asumir que probablemente nos toca esperar y volver a intentarlo el próximo ciclo. Que sí, que la mayoría de síntomas premenstruales son también síntomas de embarazo (Querido Dios: podrías haber diseñado nuestro cuerpo con señales más claras, ¿no?). Pero yo he preferido hacerme a la idea… hasta esta mañana.

Volvamos al cartón de leche. Como todas las mañanas, me he levantado y he puesto agua a hervir para mi té. Cuando la infusión estaba lista, he abierto la nevera y dentro no había leche. He cogido un cartón nuevo de la caja que había en la despensa, lo he abierto y me he puesto mi nube de leche. Hasta aquí de lo más normal, vaya, que ya debéis estar bostezando de puro aburrimiento.

Pues bien, veinte minutos más tarde ha sido mi marido el que se ha levantado y se ha servido su café. Con la salvedad de que él tampoco ha encontrado leche en la nevera y se ha quedado descolocado al ver que el cartón de leche que ha cogido de la despensa estaba abierto. ¡Bingo! Yo no lo recuerdo en absoluto, pero todo indica que devolví la leche a la despensa.

No acaba aquí la cosa: hoy, como cada día, me he puesto la comida y algo de fruta en una bandeja a la hora de almorzar. Me he sentado a la mesa y de pronto me he sorprendido al darme cuenta de que me había zampado una pera antes que el cocido.

Y ahí empieza esta cabeza loca a maquinar: ¿no decían que pérdidas de memoria y despistes eran habituales en el embarazo? ¡Sí, señoras y señores, estoy así de loca! Yo, que estaba mentalizándome de que no, de pronto veo todos mis síntomas premenstruales como síntomas de embarazo. Lo peor de todo es que no hay una respuesta disponible. Debo esperar. En unos días (hoy es el día 9 D.O.) podré decir «Yo lo sabía» o «¡Qué loca estaba!».

Anuncios

14 comentarios en “El cartón de leche (o «mientras hay vida hay esperanza»)

    • Si es que estoy fatal… Y encima hago pública mi vergüenza en el blog. Porque claro, si resulta que sí estoy no pasa nada, tengo excusa. Pero si es que no, todo el mundo tendrá pruebas de que estoy como un cencerro…

  1. Si te sirve de consuelo yo esta mañana a las 7, me he preparado mi rico te chai… y con toda la alegría del mundo le he echado 2 cucharadas de Colacao. ¿Por qué? pues no tengo ni idea. El caso es que no tenía tiempo para hacerme otro te y así me lo he tomado. El Cola-chai… (y sin embarazo de por medio eh? la tara mental me viene de serie…)

    • ¡Cola-chai! ¡Paténtalo! Jajajaja.

      Yo no suelo ser despistada, aunque tengo mis olvidos de vez en cuando, como todo el mundo. Perder las llaves en casa y esas cosas.

  2. A mi me ha pasado eso tela de veces. Y es de estar pensando en otras cosas, en lugar de pensar en lo que estás haciendo. Y yo apuesto a que sé en qué estabas pensando. En si estarás o no embarazada. Te lo digo porque a mi me pasa. Aveces estoy haciendo algo y pensando a la vez, echando cuentas de en qué día del ciclo estoy, que si esto que si lo otro… Y al final se me quema la comida (si es que estoy cocinando) o han pasado varias horas y no me ha cundido el trabajo o estaba limpiando el polvo y se me han quedado sin limpiar un par de muebles. Vamos, que estamos más perdidas que el barco del arroz con tanto pensar en el tema y perdernos en nuestras musarañas…

    Habrá que esperar a ver si este mes hay suerte. Mientras tanto, paciencia!!!

    ¡Besos!

    • Empiezo a pensar que a lo mejor somos vecinas, porque eso del barco del arroz es muy de aquí. Se lo solté un día a un andaluz de otra zona y no lo entendió.
      No soy consciente de haber estado distraída en ese momento. Es más, había desterrado el embarazo de mis cálculos… hasta ayer, que volvió la paranoia.

      • Jajajaja, bueno, pues a ver si esta vez hay suerte :). Además, creo, que por las fechas que has dado, tenemos que tener la noregla para los mismos días… Creo. Pero en mi caso y con el resfriado que he tenido en mi semana fértil y las pocas ganas y mal cuerpo, este mes lo doy por perdido.

        Yo soy de Sevilla, no sé si alguna vez has dicho de dónde eres tú (¿somos vecinas o casi vecinas?)… Y sí, suelo usar muchas frases hechas y refranes populares… ¡Me gustan y se me quedan cuando se las escucho a otros! Así que no te extrañe que alguna que otra vez cuando escriba, suelte una de esas, jiji. Por aquí sí se dice mucho lo del barco del arroz 🙂

        Besitos

        • Lo dicho, vecinas. Jajajaja, qué fuerte, cómo te he pillado por culpa del barco del arroz. 😛 No vivo en la capital, pero lo hacía hasta que me fui a vivir con mi marido.

  3. Jajaja, ¿en serio? ¡Qué bueno! Yo ahora mismo tampoco vivo en la capital sino en el Aljarafe, desde que me fui a vivir con mi chico de alquiler. Pero la idea es volver a Sevilla capital porque hacemos vida allí. De hecho, trabajamos, salimos, hacemos todo en Sevilla.

  4. La verdad que si que parece que o estás embarazada o has perdido la cholaaa!! ejejejejje

    Yo no sabía que uno de los síntomas del posible embarazo eran los despistes y las pérdidas de memoria, así que me lo apunto!!

    Nos vamos a volver locas todas como no nos quedemos embarazadas pronto!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s