La maternidad según una que no es madre (aún)

Cuando empecé a pensarme en serio lo de ser madre (siempre he sabido que quería serlo, pero había buenas excusas para postergarlo, al fin y al cabo seguía siendo joven) empecé a informarme y a leer todo lo que caía en mis manos sobre el tema. Yo soy igual para todo: me gusta leer mucho, conocer todas las posibles opciones y decidir cuál es la que a mí me convence más.

Lo único que tenía claro antes de empezar a informarme es que odiaba a muerte el método Estivill, que ya conocía porque una pariente lo aplicó con su hija. A mí un método que supone que el niño pase un mal rato y yo también y que al final no me garantiza conseguir algo antes que otros métodos más afectuosos con el niño… lo siento, pero eso a mí no me lo venden. También me atraían mucho las mochilas (los carritos me dan mucho miedo) y me consideraba pro lactancia materna sin saber mucho del tema.

Lo que no me imaginaba es lo que me esperaba. Resulta que hay todo un universo que suele denominarse «crianza con apego», donde no todo el mundo aplica todo, pero a mí, Mariquita la primera, me parecía todo interesantísimo. Lactancia a demanda hasta que el niño y la madre quieran (la OMS recomienda que la leche materna sea el único alimento hasta los 6 meses y que se complemente con otros alimentos hasta los dos años). Madre hippiePorteo. Colecho. Y luego otras cosas no necesariamente relacionadas con la crianza con apego, pero que también molan un montón: enseñar a los bebés a signar para mejorar sus habilidades comunicativas en la época de balbuceo, el «Baby-led weaning» o los famosos pañales de tela que como idea me encantan, aunque no sé si al final me atreveré a probarlos. Todas son cosas en las que seguiré profundizando y de las que seguro que hablaré largo y tendido, bien para defenderlas o para plantear mis dudas. Pero al mismo tiempo son cosas que me hacen sentir que voy a ser una madre muy «Flower power» y que voy a tener que enfrentarme a muchas críticas en mi entorno.

Hace dos semanas estuvieron unos amigos en casa pasando el fin de semana. Tuvimos tiempo de todo, y como son de los pocos que conocen nuestro proyecto de ser padres, acabaron surgiendo temas relacionados con la maternidad. Yo comenté que mi idea era tener en mi cuarto la cuna de colecho el tiempo que hiciera falta, y mi amiga no tardó en explicar que como no sacase al bebé a los seis meses se iba a «malacostumbrar» y que luego iba a ser incapaz de dormir por sí mismo. Como no me esperaba tan pronto este tipo de debates, me justifiqué explicando que la lactancia es más cómoda si se comparte cama. Ese fue mi error: primero me preguntó con los ojos muy abiertos que cuánto tiempo pensaba yo dar el pecho y luego me recomendó que no me obsesionara con estos temas, que podía pasarme como a ella, que no pudo darle el pecho a su niña y eso le supuso un disgustazo.

Yo no quise proseguir la discusión. En parte pienso que no tiene sentido, ya daré explicaciones cuando me las pidan (doy por hecho que, con mis ideas, me las van a pedir). Pero también admito que me da un apuro tremendo darme cuenta de que, aunque pienso que mi amiga cometió algunos errores que impidieron la lactancia de su hija (he aprendido mucho leyendo a Carlos González), no me siento quién para defender ciertas cosas sin haberlas experimentado en mis carnes.

La cuestión es que después de aquella conversación tengo vértigo. Me he dado cuenta de verdad de la cantidad de críticas que tendré que enfrentar, de que muchas de mis decisiones probablemente no se comprendan… Y no me hace ilusión tener que enfrentarme al mundo para criar a mis hijos como creo que es mejor.

Anuncios

16 comentarios en “La maternidad según una que no es madre (aún)

  1. No te preocupes, verás que cuando seas mamá te van a dar igual las críticas, porque sólo pensarás en qué es lo mejor para tu bebé. Además, hay muchísima gente que te apoyará, asesorará y animará frente a terceros, ¡lo verás! Los problemas se van solucionando día a día como se pueden y ya está lo importante es que tú confíes en quelo que haces es la mejor manera de criar a tus hijos. Éste es un mundo cargado de métodos, opiniones y nombres un poco pomposos. Al final emplearás tu propio método, y todos tan felices. Y el que más, tu bebé. Mucha suerte en tu búsqueda 😉

    • Yo espero que tengas razón y no se me oponga todo el mundo. Es que me pongo a pensar en los pañales de tela y me imagino a todo el mundo mirándome con cara de alucine.

  2. No te preocupes, cuando llegue el momento, harás lo que mejor te parezca para tu bebé y en general para la familia que formaréis y las críticas aprenderás a no escucharlas…aunque bueno a mí me sigue hirviendo la sangre con ciertos comentarios como el de tu amiga “qué no le puedo dar teta!!!???” bueno…

    Ya sabes cual es mi estilo de crianza, aunque tampoco la considero un estilo, sino pues vivir lo más agustito y feliz posible…hay varias entradas en mi blog sobre lactancia, colecho, sueño………..y amor, mucho amor. Seguro que cuando llegue el momento lo haces fenomenal.

    Besos felices!!!

    • Sí, creo que llegué a tu blog por una de esas entradas y tengo varias guardadas en favoritos para releer más adelante, cuando me vaya a hacer falta. Sé lo que a mí me parece mejor… pero espero que no haya muchas críticas.

    • Desde luego Mer, el leer a una mamá muy feliz a mi me ha enseñado a dar forma a muchas de las cosas que tenía en mi cabeza y no sabía si serían cosas normales o no. Te aconsejo que leas su post tranquilamente, porque si es posible una crianza muy diferente a la “tradicional”. Yo soy muy fan de su forma de crianza, y creo que cuando la leas tú también lo serás.

  3. Ay, yo no me quiero poner a pensar aún lo que haré y lo que no haré.
    En cuanto a lo que dices, qué más da lo que la gente opine. Tú haz las cosas como te gusten a ti, lo que digan los demás, que no te importe.

    A todo esto, que no sé si te lo pregunté en otro blog o aquí o dónde (o igual ni te lo llegué a escribir). ¿No ha habido suerte este mes? Como estabas tan despistada con lo de la leche, viste a la cigüeña y demás…¡¡Ya tengo la intriga de si hubo suerte!! Jeje

    Besos

  4. Jajaja bienvenida al mundo del “aquí se critica y se opina de todo”. Hice un post sobre cómo afrontar las críticas al estilo de crianza, pero más que para un post, este tema da para hacer un blog basado únicamente en eso. La crianza de un hijo me parece algo súmamente íntimo. Si la gente no te cuestiona las posturas sexuales que practicas con tu pareja, qué narices tienen que decir sobre cómo crias a tu hijo?
    Piensas que hace 100 años la gente se cuestionaba cómo dormir a su hijo, cuánto debía darle el pecho, si la cunita iba en la misma habitación u otra, si metía al niño en la cama…?
    Es sobre todo sorprendente que la gente cuestione las recomendaciones de la OMS. He llegado a escuchar que dar el pecho a un niño de más de 1 año da grima. A mi lo que me da grima es que una persona critique a una madre y le provoque inseguridades y frustración.
    Por cierto, hablas de la alimentación a demanda. Mucha gente no lo sabe, pero cuando a un bebé se le da leche artificial, los biberones también son a demanda. Hace tiempo que ya no vale eso de “no se cuántos centilitros cada 3 horas”. Otra cosa es que prime más la comodidad de los padres que el bienestar de sus hijos (que haberlos así, haylos). Muchos deciden optar por los biberones porque ven más práctico esto de los horarios y, claro, cuando les informas de que es a demanda, con el inconveniente de que no hay que sacarse la teta y luego guardarla, sino que hay que preparar la leche, calentarla, lavar los biberones… ya no resulta tan cómodo como pensaban.

    • Cómo se nota que hablas desde la práctica y el conocimiento de tantas madres día a día. Me encanta todo lo que cuentas en el blog. Incluído aquel post sobre cómo enfrentar las críticas, pero ya ves, ese día me pilló con la guardia bajada y no supe reaccionar.

      • Es muy fácil verlo y analizarlo desde fuera eh? el día que me toque a mi ponerme del otro lado, también me quedaré en blanco frente a algunas críticas y otras me harán llorar de impotencia, de la teoría a la práctica hay un mundo!

  5. Yo estoy como tu, aun no somos papas y ya vemos que hay gente que nos lo pondra dificil (por nuestras ideas), pero como te decian en otros comentarios al final de lo unico que tendremos que preocuparnos es de hacer lo mejor para el bebe.

  6. Comparto tus miedos… yo no lo tenía muy claro (excepto lo de la lactancia), pero a medida que voy leyendo y aprendiendo, voy tomando mis propias decisiones. También he tenido que escuchar bastantes “hay que hacerlo así” y ya me estoy empezando a hartar… así que…no me queda nada!
    Lo de los pañales de tela es lo que más me ha costado defender… hasta mi madre me ha dicho que me arrepentiré… por ahora sólo tengo una eco-fan en la familia que me apoya.
    Ya iremos viendo… poco a poco, no?

    • Es que a la mayoría de la gente le parece una vuelta atrás, y nada que ver: los de ahora son modernos y cómodos (nada más diferente a los picos que usaron nuestras madres). En mi caso, me da algo de pereza tener más cosas que lavar, pero tanto mi marido como yo somos de piel sensible y creo que le haré un favor a mi bebé si le evito posibles alergias en la piel. Además ¡hay que ayudar al planeta! 😉

    • Nena, llevaba mucho sin entrar a la administración del blog (las entradas del viernes y el lunes estaban programadas) y acabo de ver tres comentarios tuyos que estaban en cuarentena no sé por qué. Lo siento…

  7. Cuando seas mamá, quieras o no, te van a hacer críticas y juicios. A veces serán buenos y otras no tanto. Ponte una armadura contra la multitud de pamplinas que escucharás y pasa de todo el mundo. Haz lo que tu instinto y sentido común te dicten. Yo soy madre primeriza y por dar pecho (lágrimas me costó y mucho tesón), practicar colecho y portear me miran como a un bicho raro.
    Cuando te llegue el momento, aprenderás rápido a ignorar comentarios. Ojalá y que ese momento llegue pronto 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s