Por qué no me haré ecografías antes de la semana 12

Antes de empezar una entrada con semejante título, he de aclarar una cosa: no me creo más lista ni más tonta que nadie, ni creo que vaya a ser mejor madre o peor que otras muchas que eligen opciones diferentes. Si algo tengo clarísimo es que la maternidad es una relación de amor y que, igual que no me meto en la vida de pareja de mi vecina porque cada cual vive su relación como quiere y como sabe, tampoco me voy a meter en las decisiones que otras madres han tomado o van a tomar en el futuro. Creo que la opción más acertada es seguir el propio instinto, informarse muy bien de todo y tomar la decisión que mejor nos parezca. En unas cosas estaremos de acuerdo y en otras no, pero así es la vida.

Dicho esto, los dos hemos decidido que no voy a hacerme ninguna ecografía antes de la semana 12. Al principio sí estábamos considerándolo muy seriamente, sobre todo porque las madres de mi entorno se hicieron una ecografía entre la semana 6 y la 10 por un ginecólogo privado. Todo eran ventajas: tenías la tranquilidad de escuchar por fin el corazón del bebé y quedarte tranquila de que todo iba por buen camino un mes antes de hacerte la misma prueba en la Seguridad Social. Pero después de informarnos mejor hemos tomado la decisión contraria. Y quiero explicaros nuestros motivos para que consten, por si alguna vez alguien tiene las mismas dudas que nosotros y le sirve de algo. Pero, vuelvo a insistir, estas razones son las nuestras y no tienen por qué servirles a todo el mundo.

 Sabemos que hay muchísimos embarazos que transcurren de manera normal, sin complicaciones, bebés que nacen sanísimos y perfectos haciéndose muchas ecografías. Lo entendemos y lo respetamos. Sin embargo, también hay bebés sanísimos cuyas madres se hicieron pocas ecografías o incluso ninguna.

 En los años 40 y 50, era habitual someter a las embarazadas a Rayos X para medir su pelvis. Entonces se pensaba que era completamente seguro, hasta que se descubrió la mayor incidencia de cáncer en individuos que habían sido radiografiados en el útero materno. Las ecografías se realizan desde los años 70 y solo en los últimos años se están realizando de forma habitual con tanta frecuencia (son muchas las embarazadas actuales que alternan las visitas al ginecólogo privado y a la Seguridad Social). Nos preocupa que este método de diagnóstico prenatal lleve usándose tan poco tiempo: no podemos estar seguros de las consecuencias a largo plazo ni de las diferencias entre hacerse un número mayor o menor de ecografías.

 Las primeras máquinas ecográficas realizaban una emisión de ultrasonido muy baja, dando lugar a imágenes con una definición deficiente. Hoy las máquinas tienen mucha mayor potencia y, vuelvo a repetir, no hemos tenido tiempo de conocer las repercusiones a largo plazo de esta técnica.

 Existen indicios en estudios recientes (2006) realizados en animales de que las ecografías tempranas podrían interferir en el delicado proceso de migración neuronal de las células, proceso que es parte del desarrollo del embrión. Lo explica (y lo cita) el doctor Emilio Santos en diversas publicaciones, por ejemplo en el apartado «La ecografía del primer trimestre» de este documento.

 Probablemente una de las semanas más delicadas del embarazo es la octava, al parecer en esa semana toman la primera forma muchos de los órganos más importantes y es la semana en que el porcentaje de abortos es mayor. Si existe algún riesgo de que la ecografía afecte al desarrollo del embrión, por pequeño que sea, prefiero evitarlo en torno a esta semana por pura precaución.

 Las ecografías funcionan a través de un ultrasonido que se transmite a través del medio acuoso. Por eso hay quien afirma que resultan algo molestas a los fetos, que a menudo mueven la cabeza o intentan taparla con la mano (lo que algunos interpretan como un «está saludando a la cámara»). Este dato lo he encontrado en el documental del National Geographic «En el vientre materno» y en el libro Embarazo y parto: todo lo que necesitas saber del doctor Emilio Santos.

 El doctor Santos aporta otro dato en contra de las ecografías tempranas: el posible estrés que provocan en las madres. Si todo es normal, perfecto: se quedan tranquilas. Pero si algo no va como esperamos, por ejemplo, si el corazón no late, puede que se trate de un problema o que simplemente las estimación de fechas no siempre es exacta y tal vez el corazón va a empezar a latir más tarde. Sea como sea, esa madre se ve sometida a un enorme estrés que no la beneficia en nada. En el caso de que todo termine en aborto espontáneo, muchas mujeres se sienten tan mal que solicitan que les quiten al embrión por un procedimiento a veces innecesario, pues el propio cuerpo podría encargarse de hacer limpieza de forma natural. Cuando se produjera el sangrado la mujer podría tomar una decisión sabiendo que el proceso llevará menos tiempo.

 En los años 90 se realizaron varios estudios que podrían relacionar la realización de ecografías con un mayor porcentaje de partos prematuros y abortos espontáneos. Podéis encontrar los datos de dichos estudios en el artículo «Ecografías: ponderando la propaganda frente a los hechos».

 La Organización Mundial de la Salud recomienda reducir el uso rutinario de exámenes ecográficos durante el embarazo a solamente «con indicación» o a una ecografía (alrededor de las 18 semanas) si se prefiere. Por ello en muchos otros países se realizan menos ecografías de rutina que en España.

 El Ministerio de Sanidad, por su parte, a través de la Estrategia Nacional de salud sexual y reproductiva, aboga por hacer entre dos y tres ecografías de rutina, todas ellas por motivos médicos. La primera, alrededor de la semana 12, se centra en detectar alteraciones estructurales congénitas, así como en comprobar la posición y número de embriones. En la segunda, alrededor de la semana 20, se buscan posibles malformaciones morfológicas de órganos y estructura. No es imprescindible la tercera, en torno a la semana 32-35, en la que se valora el estado placentario, la posición fetal y la cantidad de líquido amniótico.

 Pensando, hemos comprendido que nuestro único motivo para querer una ecografía antes de la semana 12 es el de quedarnos tranquilos antes: es más por nosotros que por el bebé. Exactamente igual, se están popularizando las ecografías 3D y 4D sin valor diagnóstico, que solo sirven para que le veamos la carita al nene un poco antes de nacer. Hace tiempo los ginecólogos franceses ya declararon en contra de las «ecografías espectáculo».

 El valor diagnóstico de una ecografía es relativo: como bien se indica en los documentos que nos pasa la matrona en la primera visita, ni un resultado de riesgo alto nos asegura que nuestro bebé vaya a nacer con algún problema, ni el hecho de que los valores salgan bajos nos aseguran que el bebé viene perfecto. Los datos son solo estimaciones y para un diagnóstico más fiable habría que recurrir a pruebas más invasivas y que conllevan mayor riesgo. Vamos, que lo de quedarse tranquilos con una ecografía es relativo.

 Por todos esos motivos, hemos decidido que solo nos haremos las ecografías de rutina que recomienda la sanidad pública y valoraremos hacer alguna más si por algún motivo médico nos lo recomiendan.

Espero que esta información os haya resultado interesante y útil. Si queréis más datos, además de las fuentes que he citado arriba, aquí tenéis otros artículos:

Anuncios

33 comentarios en “Por qué no me haré ecografías antes de la semana 12

  1. Me ha encantado este post, me alegra mucho que hayáis tomado esa decisión. Y no porque piense que son malas las ecografías o que más, son innecesarias, sino porque lo que estás haciendo es lo que toda embarazada debería hacer: informarse y decidir. Que busques datos y actúes acorde a ellos y a tus propias opiniones buscando el mayor beneficio para todos (tú, tu bebé y tu pareja), te convierte en una buena madre, y no el número de ecografías que te realices durante el embarazo.
    Demuestras que no has tomado una decisión a la ligera, por la cantidad de documentación que aportas en los links, sólo deseo que nadie te critique por ello, porque como bien dices, es una decisión personal y que cada cual se ocupe de sus cosas…

    La maternidad es un gran negocio. Me parece bien que quien desee hacerse una eco mensual, pueda pagarlo y tener ese servicio accesible, como tú dices, todo el mundo es libre de decidir la opción que prefiera. Lo que no me parece tan bien es que se venda ese servicio como un aporte de tranquilidad, porque tras eso, irremediablemente, tiene que haber un miedo que, cuanto más fuerte, más dinero aportará, por lo que no resulta tan beneficioso (económicamente hablando) resolver esos miedos y trabajar con la pareja la posibilidad de afrontar que algo pudiera ir mal, que facturar una ecografía tras otra.

    No hay más que ver la tendencia que hay ahora de quedarse embarazada y comprarse un doppler portátil. Lo desaconsejo siempre. Todas dicen que es porque les hace ilusión escuchar al bebé en casa, pero en la mayor parte de los casos la realidad es que necesitan confirmar que hay latido a diario para evitar ese miedo atroz a que algo vaya mal. Hay que trabajar el miedo, porque eso es como una bola de nieve, hoy es esto y cuando el niño nazca, serán 50 cosas más las que nos aterren. El facilitar escuchar el latido cardiaco en casa no elimina el problema, sino que le pone un parche y lo deja crecer. A mi como matrona en más de una ocasión me ha costado muchísimo encontrar el latido fetal, no quiero ni imaginar la ansiedad que puede ocasionarle a una embarazada verse en esa situación en casa.

    Voy a ver tranquilamente todo lo que has enlazado en el post 😉

    • No sabes las ganas que tenía de saber tu opinión sobre esto. Me he quedado la mar de tranquila: a mí me funciona muy bien eso de leer, leer y leer antes de tomar una decisión. No critico a quien decide lo contrario, solo explico por qué he tomado una decisión que hoy en día, al menos en mi entorno cercano, no es la más habitual.

    • Añado a mi anterior respuesta que conozco a varias personas con dopplers caseros. Cuando comuniqué a una de ellas la noticia me dijo que por la semana X (no recuerdo bien) seguro que podría escucharlo, que me lo traía a casa. No lo ha vuelto a mencionar y yo no estoy muy por la labor, pero teniendo en cuenta lo que has dicho ya sé que, con más razón, prefiero el misterio. 😉

      • Y no creo que sea malo escucharlos con el doppler, eh? de hecho no creo ni que sean malas las ecografías, ahí sí que no tengo una opinión muy sólida… porque los estudios en su contra son pocos y, la mayoría, antiguos. Tampoco descarto que en un futuro salgan más desaconsejándolas, la verdad es que no lo sé, hoy por hoy, las considero seguras.

        Por eso entiendo y respeto a quien decida hacerse una cada mes y tener un doppler en casa, pero porque realmente le produzca una satisfacción, no como modo de evitar un miedo incoherente, en ese caso habría que ir a la raíz del problema. ¿Por qué nadie se hace un scanner completo anual para comprobar que está sano? porque el cáncer es algo que tenemos a la orden del día… pero lo que ahora vende es esto, tapar los miedos de las mujeres, y si las ecos se hacen por miedo, no lo veo que esté justificado 😉

        • Ese ha sido el argumento de más peso para nosotros: queríamos hacer la ecografía para quedarnos tranquilos y resulta que no nos pueden garantizar esa tranquilidad. Por eso hemos decidido que las ecografías que nos hagamos serán exclusivamente las que tengan alguna finalidad diagnóstica.

  2. No puedo estar más de acuerdo con lo que dice “Matrona on line”.
    Yo sí me hice antes de la sem. 12 y fue porque tuve un embarazo anterior que no fue bien y si me hubiese hecho una antes hubiese sabido antes lo que pasaba. No quería volver a pasar por lo mismo. Si algo no iba bien, quería saberlo cuanto antes para no alargarlo. Afortunadamente todo fue perfecto, aunque el miedo seguió ahí bastante tiempo.
    Como anécdota contaré que también me hicieron una eco justo antes de entrar al quirófano para la cesárea. Tenían que comprobar la posición de mi bebé, que estaba de nalgas. Y sí, ahí estaba con el culo en pompa jejeje

  3. Yo espere hasta la semana 12! Mis amigas no lo podían creer! Decían que como me aguantaba! Pero creo que es lo mejor! Nosotros igual es que somos raros! Fui al privado pero después y aunque me hizo ecos, excepto la primera vez que fue sobre la semana 16, el resto de veces fue porque tenía contracciones y al no tener ecografo en el centro de salud iba al privado así no me daba el viaje al hospital! Y lo del dopple tampoco lo tienen en mi centro así que jamás lo escuche! Pero nose creo que también querrá su intimidad el bebe!

    • ¡Ay, qué bien encontrar a alguien que hizo lo mismo que yo! Ahora me siento menos rara, jejeje. No sé, creo que son mis primeras decisiones como madre y estoy orgullosa de tomarlas tras haber reflexionado.

      • Buenos días. Estoy embarazada de 10 semanas y desde que mis amigas se enteraron (algunas con niños y otras no); no paran de agobiarme con el tema de la alimentación y de las ecografías. Me siento totalmente identicada con vosotras. A veces me da la sensación de que por no hacerte 400 ecos no quieres al bebé o no te preocupas. Me informado junto a mi matrón, por supuesto y estoy muy tranquila. Un placer sentirme menos rara jajajaj!!!!

  4. Me ha gustado mucho tu post. No tenía ni idea… ni se me pasó por la cabeza que algo pudiera ser potencialmente malo para el bebé.
    Yo estoy alternando por ahora privado con S. Social, pero creo que a partir de la semana 20 corto ya. La de la 20 sí me la quiero hacer por el privado también porque el centro de diagnóstico es muy bueno y me ofrece mucha confianza.
    En la semana 8 nos hicimos la primera eco y muy bien, pero a la de la semana 12 llegué estresada, no, lo siguiente. Estaba tan preocupada de que estuviera todo bien que hasta ese día estuve toda la tarde con vómitos de la tensión que había pasado.
    Lo del doppler en casa y las ecos 3D/4D, etc. lo descarto totalmente porque mi prioridad de gastos es otra 🙂
    Ya te queda poquito de todas formas para la 12 🙂
    Besos!

    • Me parece genial tu decisión también. Nosotros lo hemos pensado así porque nos surgió una duda, empezamos a informarnos y al final nos deja más tranquilos esperar. No hay ningún motivo médico que nos lleve a hacernos una eco antes, así que tampoco creo que nos perdamos mucho. ¡Y como tú dices, ya solo falta un mes para nuestra ecografía! 🙂

  5. Completamente de acuerdo contigo. Yo te pregunté hace unos post que si te la ibas a hacer. Yo, en mis tres embarazos me la hice, los dos primeros por puro protocolo de la clínica donde me hacian las fiv antes de darme el alta y en el tercero por decisión propia y consejo de mi gine privado por los antecedentes que tenía.

    Si hubiera sido todo normal, no me las habría hecho porque también lei mucho sobre el tema, además mi gine, llegado un momento me dijo que ya no me haría más porque no eran necesarias.

    Besos felices!!!

  6. Superinteresante el post. Yo estoy embarazada ahora y reconozco que fui una de las que caí y me hice la eco por lo privado antes de la semana 12… Por tranquilidad mía, claro. Reconozco que eso no benefició a mi bebé en absoluto.

    Te sigo desde ya!

      • ¡Hola, María! Gracias por pasarte por aquí y qué alegría que decidas quedarte… ¡Bienvenida! Me alegro de que te haya parecido interesante. Que conste que yo pensaba hacer exactamente lo mismo que tú, pero intentando resolver una duda sobre las ecografías empezamos a encontrar información, tiramos del hilo… y al final decidimos que no. Por cierto, ¡gracias por decirme lo de matronaonline! Aún no había entrado en su blog hoy, ¡pero es uno de mis blogs de cabecera! ¡Qué ilusión! 🙂

  7. Yo también esperé a la semana 12 para la primera ecografía en los dos embarazos… Soy de las que piensa que, si algo no va bien, el propio cuerpo da señales tales como sangrados, pinchazos… vamos, al menos todas mis conocidas y amigas que tuvieron abortos lo supieron por su propio cuerpo… Y ya con toda esta información que me das, el día que vaya a tener el tercero, haré lo mismo.. Gracias

    • Lo primero, es que respeto al 100% tu decisión, porque como dice algún comentario anterior, te has informado y sobre eso, decidido, así que genial 🙂

      Pero quería comentarte que en la seguridad social también te hacen eco antes de la semana 12. Por lo menos en mis dos casos y otros que conozco, aunque supongo que podrás pedir que no te la hagan.

      Respecto al comentario anterior, en un aborto no necesariamente tienes que sentir que algo va mal… Es una pena, pero es así. Por lo menos es mi experiencia. Y ahora, en este embarazo que sigue al aborto, una ecografía temprana es la que ha indicado que debo guardar reposo, ¡y no sabes lo agradecida que estoy!

      Pero como dices, cada uno es cada uno y sus circunstancias, diferentes.

      Sólo te deseo un embarazo estupendo y que lo estés disfrutando a tope, como parece que lo estás haciendo.

      ¡Enhorabuena! 🙂

      • Hola Almudena! Gracias por tu comentario! Hay dos o tres comunidades en las q se hace la eco en la semana 8 pero se discute mucho su utilidad xq en algunos casos no se detecta latido y no significa q no lo haya una semana más tarde. En la mayoría de comunidades no te la hacen hasta la semana 12. En cualq caso, la mayoría de los abortos viene precedido de sangrado o dolor, tu caso es excepcional. Es como si nos recomendaran hacer mamografias desde adolescentes xq hay algún caso de cáncer de mama en edades tempranas sin bultos sospechosos.
        Yo te entiendo perfectamente pero dado tamb q un exceso de ecografias no es bueno para el feto ( te recomiendo mucho el blog matrona on line, hace poco escribió un post muy completo e interesante sobre este asunto) creo q esperar a la semana 12, si todo va bien y la mujer no ha sufrido abortos, es suficiente. Pero entiendo q x tu experiencia opines distinto. Muchas gracias por pasarte por aqui. Un beso

  8. Me encanta saber que hay mujeres que opinan desde el respeto. Yo como madre primeriza no pude resistir y me hice la ecografía a las 8 semanas por lo privado. La verdad es que es verdad que era para tranquilizarnos nosotros y saber que todo iba bien, porque no esperaba el embarazo de manera tan rápida. Desde el principio en el privado me han dicho que el bebé se había implantado bajo y en la eco de la semana 20 que tenía la placenta baja, sin embargo no ha sido necesario el reposo total. Pero en la S. Social no me han dicho nada, y al preguntar en la eco de la semana 20 qué pasaba con la placenta y demás me dijeron que estaba baja pero que todavía no era momento de preocuparme, que lo más relevante era cómo se desarrolla esta en el último trimestre del embarazo, cosa que tranquila no me dejó. Ahora lo veré de nuevo por lo privado pero al ver que estar estresada sólo me traía malos momentos en mi embarazo he decidido hacerla sólo para ver a mi bebé y el padre también se sienta un poquito más cercano a esta experiencia, y aceptar las cosas como vengan, si esta la placenta baja y es cesárea pues aceptado está, Y concuerdo que el cuerpo es el mejor medio para saber cómo van las cosas, con placenta baja y todo gracias a Dios no he tenido ni un sólo sangrado y he podido hacer vida normal. Así que en conclusión, me encanta que haya personas que reafirmen que, cada una, debe ser dueña de estás decisiones, a mi en lo personal me queda la satisfacción de saber que he hecho lo que mi pareja y yo hemos querido y esos recuerdos que te deja la ecografía se pueden compartir también con aquellos que más amas y están lejos (mi familia está en México) y también a saber que la naturaleza es lo que es y por mucha tecnología que se tenga lo que ha de ser será.

    • Gracias por tu comentario. Yo creo que lo importante es estar muy bien informado y tomar las decisiones que creamos que les convienen más a nuestra familia (no hay dos familias iguales). Espero que tu placenta baja se desplace en el último trimestre. Matrona online escribió hace poco un artículo sobre el tema, ¡te invito a que pases por su blog si no lo has leído!

  9. en el primer embarazo esperé hasta la semana 12, sí se me pasó por la cabeza ir a un privado, pero al final “resistí”. Sí que es cierto que la matrona es un amor y siempre que iba me ponía el aparato del latido y una semana antes de la eco 12 me lo puso y pude oír que iba todo bien.
    A mi me parecería más adecuado que cuando te confirma el médico el embarazo mediante un test de orina (que ya te has hecho tú en tu casa…), te hagan una eco, para ver que está en su sitio y está bien. si llegas a la semana 12 y hay algo mal… espero que no me pase la verdad.

  10. Hola, a mi me parece genial pero como experiencia personal te contare que en mi primer embarazo al ir por privado me hicieron una a las 6, y luego fui a urg por constipqdo y asma y su protocolo es hacer eco a las embarazadas y vimos q no tenia latido estaba de 11+6 y se habia parado hace 5 dias, yo no tuve ningun sintoma es mas secuia con mis nauseas. En el segundo empece aanchar en la.semana 6 fui a urg de la seg social , y vimos el saco geatacional en el utero, me mandaron reposo, a los 3 dias volvi con mas sangrado: aborto completo, ya no habia nada. A la semana comence con brutales dolores y fui a urg, test posivo, beta alta , repetimos beta era un ectopico que casi me cuesta la vida
    … es obvio que yo me hare mas ecografias, xq si no la ansiedad y el miedo no me.dejatan vivir

    • Verónica, entiendo y respeto tu postura. Nosotros sabíamos que había riesgo de que algo fuera mal sin nosotros notarlo, pero aún así después de valorar pros y contras decidimos minimizar el número de ecografías. En esto no hay una única opción correcta, la decisión es de lo más personal. Ánimo y mucha suerte.

  11. Me ha encantado tu post. Justo ahora estoy de seis semanas y he decidido por salud mental principalmente hacerme la primera ecografía en la semana 12 si todo sigue igual de bien. He decidido esto porque tuve una muy mala experiencia anterior donde por un embarazo no evolutivo me hicieron muchas ecografías que no sirvieron más que para que los médicos me torturaran con sus formas tan sutiles de decir las cosas, además de que al final se equivocaron al diagnosticarme un embarazo ectopico siendo que habia sido microaborto, por lo que estuve tres dias en el hospital para nada!!! Sin dormir y llorando sin ninguna necesidad. En fin, en esta nueva experiencia prefiero que sea el tiempo el que diga la ultima palabra pero claro, eso no significa que no esté al pendiente de mi salud. Un abrazo fuerte!

    • Pues te deseo muchísima suerte, Ana Paula. ¡Y enhorabuena! Seguro que todo va bien, tú intenta mantenerte activa para relajar la mente. Y pásate a contarnos qué tal dentro de seis semanas… (Yo estaré de cuarentena, pero intentaré estar pendiente).

  12. Hoy descubrí tu blog buscando información sobre las primeras semanas de embarazo, y lo estoy leyendo desde el principio, me encanta cómo escribes y creo que tenemos más de un punto en común.
    En primer lugar me parece muy bien razonada tu opción, creo que te has informado bien y en función de eso has decidido.
    En mi caso, estoy ahora en el tercer embarazo en un año y mañana tengo la temida prueba de fuego con una primera ecografía en la semana 6-7. El porqué, pues porque he sufrido dos abortos retenidos, ambos en la semana 7-8, y en ninguno de los dos tuve síntomas de que algo fuera mal… ni dolores extraños (siempre te dicen que los dolores pélvicos son del embarazo, ¿cómo diferenciar si son embarazo o aborto?), ni sangrados, ni pérdidas, y los síntomas de embarazo se prolongaron al menos un par de semanas después de expulsarlo.
    En el primer embarazo, llevaba dos semanas parado y tuvimos que hacer legrado por riesgo de infección (había la alternativa de la medicación, pero no me atreví a pasar por el expulsivo sola en casa). En el segundo, gracias a que las ecos fueron más seguidas, se detectó que se había parado en la misma semana. Pude hacer espera expectante y finalmente lo expulsé con medicación, consciente de mi decisión y evitando volver a agredir el útero con otro legrado.
    Con estos antecedentes, sé que si mañana se confirma que hay embrión, tocará al menos otra eco antes de la de las 12 semanas, para confirmar que no se paró otra vez. Pero para eso aún queda un largo camino… quiera Dios que esta vez todo vaya bien y no necesite más ecos extra. Aunque esta vez me tocó iniciar el viaje con un resfriado de pecho que ha agravado el asma… suma y sigue en la cadena de la mala suerte.

  13. Hola mamis! Es mi segundo embarazo y como en el primero se me hicieron como 2 ó 3 ecos antes de la semana 12 xq cogí una infección de riñón de caballo con ingreso, no me surgió ninguna duda, comentaros que mi niña ya tiene 3 años y está perfecta de momento. Pero ahora estaba dudando en hacérmela por lo privado antes. Pero gracias a este post he decidido que esperaré!! gracias!!

  14. gracias a las ecografías pude retener a mi bb, si no habría seguido haciendo vida normal y habría terminado en aborto, gracias a esas ecos que me hicieron antes de la semana 12, hice mucho mucho reposo y el embarazó siguió adelante.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s