Mi embarazo: semana 11

¡Parece mentira! Algunas semanas han pasado muy rápido, otras muy despacio… pero, pasito a pasito, casi sin darme cuenta, acabo de terminar el primer trimestre de mi embarazo. En los próximos días os haré un resumen de lo que he aprendido y las cosas que han cambiado en estos tres meses. ¡Toda nuestra vida ha dado un giro!

De momento, paso, como cada semana, a haceros el resumen de toda la semana once.

Imagen tomada de babycenter

 Nuestro bebé: durante la semana 11 el bebé mide unos 4,1 centímetros y pesa 7 gramos. ¡Y en pocas semanas habrá duplicado su tamaño! Los procesos más complejos de su desarrollo están terminados, ahora lo importante es que su cuerpo siga creciendo mientras se perfeccionan los mecanismos principales de su cuerpo. En esta semana se han formado las uñas y la placenta ha comenzado a funcionar. Para nosotros es increíble pensar que ahora solo estamos «ultimando detalles», ¡si aún nos quedan seis meses de embarazo! Evidentemente muchas de estas mejoras son imprescindibles para su supervivencia fuera del útero, pero es impresionante descubrir que tengo una personita completa dentro de mí. ¡Y casi no se nota!

 Mi barriga sigue creciendo y cambiando: cuando por fin trabajo en un cole en el que me permiten llevar vaqueros, no puedo ponérmelos. Toda mi ropa me aprieta, y solo me siento más o menos bien con algunas de mis faldas, las más holgadas. Ando escasísima de ropa mona para trabajar, aquí mi ropa holgada no vale y las faldas no son lo más cómodo. Total, que esta tarde por fin he sacado un rato para ir de compras. Me he comprado dos sujetadores, un vaquero elástico dos tallas mayor que mi habitual, tres blusones y un jersey largo. De momento no he comentado nada sobre mi embarazo en el trabajo, y comienzo a preguntarme qué pasará si la baja de esta profesora se alarga más de la cuenta. ¡Cada vez me cuesta más disimularlo! No solo tengo barriga, es que noto que empieza a subir poco a poco, ya noto algunos cambios en el ombligo.

 Sobrepasada por el pecho: honestamente no noto ningún aumento adicional de tamaño, pero me siento oprimida incluso con mis sujetadores más cómodos, hasta el punto de sentir a veces punzadas. ¡Menos mal que acabo de ponerle solución!

 Infección: había leído que las infecciones por hongos eran muy habituales durante el embarazo. Por eso, cuando noté escozor intermitente y un cambio de color en el flujo, consulté a mi médica. Mi marido y yo tenemos que hacer un tratamiento.

 Cansancio: y no puedo culpar de eso al embarazo. Además, tengo una especie de efecto rebote: aunque he pasado de tener tres trabajos (la agencia, el cole y las clases particulares) a «solo» dos (relativamente: en el cole me han dado dos clases más) y estoy durmiendo seis horas diarias (lo que ya es una mejora respecto de la semana anterior), no me sirve para recuperarme del agotamiento. ¡De este fin de semana no pasa la cura de sueño!

 Menos ganas de orinar: ¡y estoy muy agradecida! Mis visitas nocturnas al baño se han reducido, a veces una o incluso ninguna. Es un alivio: las horas que duermo, las aprovecho.

Anuncios

7 comentarios en “Mi embarazo: semana 11

  1. Guapa, yo recuerdo que por aquellas semanas también mis vaqueros me apretaban… Lo mejor que hice fue comprar 2 vaqueros premamá en Kiabi y C&A respectivamente (te recomiendo los de kiabi, son más económicos y sirven igual). Aunque tú te notes los cambios en el ombligo, la barriga… Lo más probable es que quien no sepa que estás embarazada, no lo note. Así que no te preocupes! Con unos jerseys un poco anchos no hay problemas. Aunque cada mujer es diferente dicen que con el primero cuesta más que salga, y yo te aseguro que podía pasar por “no embarazada” hasta la semana 20 sin problemas. Y aún hoy en la 26 sigo utilizando toda mi ropa excepto los vaqueros…

    Cuida esa infección!

    Feliz día♥
    María {La cajita de música}

  2. Ainss que ilusión comprar la primera ropa premama!! Yo también empece en esas semanas, mas por ganas que por necesidad, porque yo los primeros meses entre nauseas y olores raros adelgace, y la gente me decía que me veía mas delgada, que si estaba a dieta, lo cual me daba mucha rabia, porque intentaba lucir mi tripilla de embarazada,jajaja!! En cualquier caso, como te dice María, no te preocupes, que la gente que no lo sepa no se suele dar cuenta hasta que te ven con la tripa de 6 meses, Besucos
    PD. Andaba desconectada y no sabía que estabas currando, así que enhorabuena por esa parte tb!!

  3. Pues eso va para arriba, y en contra de lo que te han dicho las compis, yo, que se supone que no podía estar embarazada, allá por la semana 13-14 empezaron a preguntarme que si lo estaba, hasta que ya no lo pude ocultar y tuve que confesar, jejejej

    Aishhhhhhh esa infección hay que cuidarla y descansa mujer!!!

  4. A mi el último trimestre me coincidió con verano y un poco de octubre en los dos embarazos asi q nunca compré ropa premamá, iba con vestidos de zara, hym,etc… y si te sirve, yo era muy de leggings, q cuestan menos de 10 euros y tienes en varios colores… Por cierto, yo hasta hace poco también creia q el segundo trimestre empezaba en la semana 12 pero, por lo visto, es la 14. Mucho ànimo con el trabajo!

  5. Es normal que estés cansada, 2 trabajos, 6 horas diarias de sueño y un embarazo (que sí que afecta), se notan.
    Lo de las infecciones es muy común, como cambia el pH vaginal, por allí se desbarajusta todo un poco… Y has hecho muy bien en comprar nuevos sujetadores 😉

  6. Me alegro mucho de que vayas mejor con las ganas de orinar! Ya te comenté que a mi me pasó lo mismo. Fatal al principio y luego no sé si te acostumbras o qué, pero ya aguantas más por la noche.
    Tienes que intentar descansar. Es importantísimo. Yo lo noto mucho más que antes… antes aguantaba y aguantaba, pero ahora hasta emocionalmente, si no descanso bien, me afecta. Así que cura de sueño al canto!
    Besitos!!

  7. Cómo va de rápido todo!! Mucho ánimo con el trabajo. Eres una campeona!
    Lo de las infecciones es muy común. Yo tuve una en el segundo trimestre. Me enteré por una análisis de orina porque no noté molestias ni nada raro.
    En cuanto a la ropa, los leggings son perfectos. Mi hijo nació en verano y los últimos meses sólo usaba leggings con camisetas anchas o vestidos cortos. Lo más cómodo del mundo! Pruébalos y nos cuentas!
    Un abrazo!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s