Indescriptible

Llevo toda la mañana buscando las palabras perfectas para describiros el momento que he vivido hoy. Han sido muchas horas acariciando mi vientre, leyendo sobre el desarrollo embrionario y fetal, tratando de hacerme una idea de cómo es, su tamaño, si siente algo… De pronto, verlo hoy en la ecografía ha sido una explosión de paz en mi vida. No era alegría, ni euforia… creo que simplemente era amor. No sentí ganas de bailar, de abrazar a nadie, de contar la noticia: lo único que sentí fueron unas incontrolables ganas de sonreír y llorar al mismo tiempo y una ternura desmesurada por cada uno de sus gestos.

Pero empecemos desde el principio: llegamos a la consulta del tocólogo, entregué la cartilla de embarazo a la enfermera y al cabo de unos minutos nos hicieron pasar. El primer susto vino cuando el tocólogo me pidió ver mis análisis, ¡y yo los había dejado en casa! Nadie me había indicado que tenía que llevarlos al tocólogo. Pero en fin, no nos puso pegas…

La enfermera me pasó a la camilla, me indicó que me bajara el leggin hasta la altura de la cadera y me colocó pañuelos de papel en la cinturilla para evitar que se ensuciara con el gel. Entonces llegó el tocólogo, me puso el gel y empezó a mirar por el monitor. Al minuto, mi marido, que estaba detrás, puso cara de alucinado. Preguntó que si lo que estaba viendo era de verdad el niño, y el tocólogo dijo que luego nos lo explicaría todo. A mí ese rato se me hizo eterno: mi marido ponía cara de alucinado, sonreía y me decía que se veía todo, pero el tocólogo estaba mirando fijamente la pantalla, muy serio y con cara de pocos amigos.

Por fin se animó a girar la pantalla. Al principio no vi nada, se veía algo redondo que resultó ser el primer plano de su cabezota. En cuanto alejó el plano, pude verlo completito. Me impresionó mucho: cuando me han enseñado ecografías, yo nunca veo nada, pero sin embargo con mi peque se veía todo claramente: la cabezota, la barriga gorda, los bracitos y las piernecitas… El tocólogo iba moviendo el ecógrafo y pude ver algunos detalles: las manitas, el fémur e incluso su carita, en la que se distinguía perfectamente la naricilla, las dos orejitas y los ojitos. Se movía muchísimo, ¡y yo sentía una ternura al verlo chapotear dentro de mi útero! Tras un momentito, se dio la vuelta y nos regaló un primer plano de su culete. ¡El papá dice que después de eso sabe indudablemente que es hijo suyo! 😀

Por fin nos comentó que todo estaba bien en la eco, pero que los resultados del cribado los recibiremos por correo en dos semanas más o menos. Me dio cita para las otras dos ecografías (en junio y en septiembre) y me dijo que a partir de junio dejara el ácido fólico y el yodo y lo sustituyera por un complemento vitamínico que no cubre la seguridad social: FeMASvit. La verdad es que me choca que me haya mandado unas vitaminas comerciales y no sé si habrá alguna diferencia importante con Natalben Supra, que aún tengo una caja por casa porque era lo que tomaba mientras intentábamos concebir. No me ha explicado el por qué del cambio y yo no caí en preguntar, pero no me deja contenta el tener que comprar unas vitaminas de una marca concreta sin saber si las necesito y por qué.

Pero quedémonos con lo importante: hoy he visto la cabecita de mi peque, su barriguita gordota que tantas ganas tengo de besuquear, sus manitas que tanto ansío acariciar… Lo que siento ahora mismo es, simplemente, indescriptible.

Anuncios

12 comentarios en “Indescriptible

  1. Qué bonitooo! Lo has contado todo de una forma tan bonita que me he emocionado y todo. Me alegro de que tu peque esté tan bien y de que hayas podido disfrutar.

    De las vitaminas que dices, ni idea. A mí me recetaron Yodocefol pero estoy tomando NatalbenSupra porque me parecen más completas… Pero vamos, que yo por mi mano mayor 😉

    Feliz día♥
    María {La cajita de música}

    • ¡Gracias! He estado mirando y la composición de los dos complejos vitamínicos es diferente. A ver si me entero de más en mayo, cuando vaya a la matrona…

  2. Qué bonito!! Me has emocionado muchísimo. Ahora puedes dejar atrás temores y respirar tranquila. Para mí también fue un momento inolvidable y lloré sin poder contenerme.
    Respecto a las vitaminas, yo tomé Natalben supra desde que empezamos a buscar hasta el mismo día del parto. Son de las más completas. Ahora tomo Natalben lactancia. Las que te ha dicho no me suenan de nada. Serán parecidas, supongo.
    Oye, me alegra mucho que todo vaya bien!! Un besote!

  3. Ayyyyyyyyyyy qué bonito!!! ese momento no lo olvidarás jamás…y ahora ya te lo imaginas ahí dentro, verdad???

    Yo también tomé siempre un complejo vitamínico gestagyn plus dha, precisamente por el dha que es muy importante y por el hierro.

    Disfruta de estos momentos allí en tu nube donde te encuentras.

    Besossssssssss

  4. Menudo momentazo, ¡qué emocionante! Yo nada más ver a mi bebé me dí cuenta de que lo quería. ¡Qué sensación tan indescriptible! Disfruta mucho de esos momentos.
    Sobre las vitaminas, yo tomé gestagin embarazo y después gestagin lactancia. La matrona me dijo que tomara la que quisiera y en la farmacia me dieron esas por ser más completas, aunque creo que eran un poco más caras. Pero la matrona siempre me daba alguna caja con esas pastillas que tenía de muestra, así que me vinieron muy bien.

  5. Llegué a tu blog hace un mes (un dia te contaré cómo) y desde entonces no he cerrado la pestaña en la tablet. 😉
    Ole por tu bebé!!! por el equipo increible que formais y el momento indescriptible que estais viviendo. Disfrutad cada segundo el uno del otro!!!
    Es verdad, tu forma de escribir llega, pero lo que me enganchó fue que entre tus lineas pude ver a una mujer que se planteaba hacer las cosas de otra manera, no siguiendo la norma o lo general, una mamá dispuesta a mover la cabeza y el culo para como mínimo conocer alternativas en temas, por desgracia, muy estancados como son embarazo, lactancia, parto, crianza…
    Me emocionan las mamás inquietas que no se conforman. Conocer es poder elegir. Yo tambien intento estar en esta brecha. Y tambien soy llorona, desordenada, con armario atestado….
    No, no pertenezco a ninguna secta eco-bio-feminista. Al menos que yo sepa 😛
    Ahora viene el momento de dar mi opinión sobre las vitaminas. Cualquier mujer que de verdad se alimente bien, esto incluye bastante fruta y verdura cruda, ensaladas, frutos secos crudos, cereales integrales….especialmente si son biológicos, no debe tener ninguna carencia que la obliguen a tomar aportes extra. Tendrá para dos. Aunque sea mucho más fácil tomar dos pastillas con un vaso de agua.
    Pero en el caso de querer asegurarse, los complejos sintéticos de farmacia, pues eso son sintéticos y no de facil absorción por el organismo. Existen alternativas naturales que el cuerpo podrá aprovechar realmente.
    Tambien existen estudios sobre la toma de ciertos suplementos y alergias en los bebés. Como mínimo estaria bien investigar no?
    Y ahora me gustaria felicitar a UNA MAMÁ MUY FELIZ, porque proteger a una mamá embarazada y preocupada es lo que se dabe hacer. Pero por otra parte no es muy bonito decir que la perdida de un bebé es “debido a problemas de base”. Sobre todo porque no es verdad y sí doloroso para las mamás que hemos perdido un bebé.
    Hubo un tiempo en que las mujeres nos acompañabamos y apoyabamos. Las mujeres de la familia, las vecinas, las comadres, compartiamos nuestros embarazos, partos y perdidas y esto nos hacía sabias, sin tabúes, con la realidad sin más. Nunca hay que ponerse en lo peor, pero si estuvieramos más cerca de esta realidad que no es más que la naturaleza, quizás sería tambien más fácil afrontar o ayudar en estas situaciones.
    Buf…siento haberme extendido tanto. Por supuesto se trata de decisiones muy personales e importantes, y respeto todas ellas, pero creo que quedarse con la primera opción es como andar a ciegas, sin poder decidir ni elegir libremente.
    Un saludo y buenas vacaciones….!!!!!!!♥

    • Bienvenida, Carolina. Ya me contarás ese secreto de cómo llegaste a mi blog, pero me alegro de que te haya gustado y me halaga que veas en mí la clase de madre que quiero ser: imperfecta, por supuesto, pero con muchas ganas de informarme y reflexionar sobre cada experiencia y tomar las decisiones que me dicte el corazón. Intuyo por tu comentario que tú también tienes una historia, unas opiniones y muchos sentimientos. Quédate el tiempo que quieras, y comparte cuanto quieras: aprendamos juntas. Un fuerte abrazo.

    • Hola Carolina!! gracias por la mención, por supuesto a una embarazada hay que protejerla por encima de todo, pero como bien dices, la realidad está ahí y para alguna de nosotras mucho más dura que para otras. Cuando decía que cuando algo iba mal se debe a un “problema de base”, no es cuestión de que sea más o menos bonito, es que es así…las cosas no pasan porque si, pasan porque hay un fallo, a veces solucionable y otras veces no. Lo que ocurre es que popularmente cuando sufres una perdida se ve forma tan normal, que habitualmente decimos que es “mala suerte”, cuando sufrimos dos perdidas (como fue mi caso) ya empezamos a preocuparnos y pensar que “por algo será” y ya a la tercera perdida es cuando aparece el problema y se preocupan de hacerte pruebas y averiguar…pues en mi opinión y creo que estoy en lo cierto, el problema de la tercera perdida es el mismo que produjo la primera y la segunda…Como comprenderá para mi este tema no es ningún tabú, es más me ha ayudado mucho poder hablarlo y ahora estoy contando toda mi historia en mi blog, pero reconozco que estando embarazada estas cosas me afectaban e intentaba evitarlas porque no me hacian ningún bien…es por eso que intento protejer y tranquilizar a las embarazadas.

      Besossss y un saludo

  6. Ay qué bonito!! No había leído esta entrada… estoy a tope estos días de trabajo 🙂 Es una emoción muy fuerte. Qué penita que el gine no fuera más enrollado, se pasan un poco de secos. Aquí sólo te dan Yodocefol, que sí entra por la Seg. Social y creo que no te lo cambian en todo el embarazo. Cuesta 2.90 el blister con receta. Ahora que tampoco te da canastilla la matrona 😦 ¿será una cosa por otra? Soy una mal pensada… pero cada vez que veo a los viajantes en el hospital me pongo mala!
    Hoy me acordé de ti porque fui a la glucosa. No es para tanto, pero no sé si fue por eso o por el calor y mi tensión-super-baja pero casi me desmayo esperando…
    Besos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s