Mi embarazo: semana 18

Escribo esta entrada con un poquito de retaso, pero es que ¡he acabado la semana agotada! Necesitaba una cura de sueño… Os pongo al día de lo que ha sido la semana 18 de mi embarazo.

Imagen tomada de babycenter

 Nuestro bebé: ya mide 14,2 centímetros y pesa 190 gramos. Se mueve constantemente, y aunque algunas mujeres tardan un poquito más en notarlo, yo empiezo a notar ya sus movimientos. Aún no sabemos si es niño o niña, pero con este tiempo el feto ya debe tener visibles los genitales, y si es niña habrá desarrollado ya el útero y las trompas de falopio. Lo que más nos emocionó es saber que ya es capaz de escuchar los sonidos fuertes que ocurren en el exterior. ¡No os digo quién se ha desgañitado gritándole a mi ombligo «Soy papá, soy papá»! 😉

 Vuelve el cansancio: no sé por qué, he estado toda la semana de bajón, con ganas de dormir a todas horas.

 Visitas al baño: las ganas de hacer pis a todas horas también han vuelto, aunque de momento no son muy graves, solo me levanto una vez por la noche para ir al baño.

 Antojos: estoy muy caprichosa. Primero tuve antojo de dulce, luego vi que un amigo posteaba unos churritos y no paré hasta que me comí unos, me mencionaron los berberechos y me he zampado dos latas… Y esto ha sido solo empezar. ¿Lo malo? Que me apetecen mucho una hamburguesa que me gusta del McDonalds y un kebab, y aparte del detalle de la lechuga (que no tomo fuera de casa por la toxoplasmosis) no me parece buena idea comer ese tipo de comida estando embarazada…

Anuncios

14 comentarios en “Mi embarazo: semana 18

  1. Qué emocionante!!!! ya lo notas???? ahora cada vez irá a más, yo noté también muy pronto a UBMF…

    En cuanto a lo del cansancio, va y viene…creo que deberías de descansar más sin esperar a estar a gotada y bueno tampoco está mal darte algún caprichito aunque yo tampoco comí ese tipo de comidas y menos fuera de casa.

    Besazosssssssssss

    • La semana pasada hice hamburguesas caseras, y me temo que voy a tener que volverlo una costumbre… ¡tengo un afán de comida basura! Al menos en casa controlo los ingredientes.
      Las pataditas de momento son solo un burbujeo, pero cada vez lo noto más a menudo y de forma más consciente. Estoy impaciente por que se note también desde fuera y que el papá pueda sentirlo.

  2. ¡Qué bonito tu marido! Ya me lo imagino pegado a tu ombligo y hablándole al bebé 🙂 Tiene que ser precioso ❤

  3. jajajajaja buenísimo el papá!
    Todo lo que comas bien cocinado fuera de casa es seguro, precaución con la lechuga y tomate de los kebabs y hamburguesas, la misma que con una ensalada de un buen restaurante. Por comerte uno si te apetece no pasa nada! eso sí, son alimentos muy grasos de los que no conviene abusar 😉

    • Es que no me atrevo. En primer lugar, me preocupa la procedencia de la carne y el exceso de grasa; en segundo, no puedo pedirlo sin verdura (sería solo carne, vaya gracia); en tercero, las salsas… Ya he nombrado al encargado oficial de traer sushi a casa cuando venga de visita a conocer al bebé (un amigo que no hace más que mencionarme restaurantes japoneses por puro despiste), voy a tener que buscarme también a quien me traiga hamburguesas y kebabs… 😉

      • Jajaja, es que el problema que tienen es ese, las grasas. Por la procedencia de la carne… mientras esté bien cocinada, no hay problema. El riesgo de transmisión de enfermedades está en los gérmenes y el calor los mata, sea buena o mala carne.
        Aunque es cierto que son muuuchas grasas como para disfrutarlas sin su lechuguita jeje.
        No sé si conoces las tiendas Tiger, creo que van a vender online próximamente. Tienen unos sobres de combinado de especias para hacer kebabs. No se parece al sabor de los kebabs, la verdad… pero yo me hago mis kebabs made in mi misma y salen riquísimos! con pan de pita, pollo, cebolla, zanahoria, maíz y salsa de yogur. Ricos y mil veces más sanos!

  4. Ya estas casi en el ecuador del embarazo. Te sigo desde el principio porque estoy casi del mismo tiempo que tu.
    Me da envidia leer lo de tu marido gritandole a tu tripita, yo desde hace quince dias no se de mi pareja ni tan siquiera a preguntado como estoy y me siento un poco sola en esta etapa.
    Que siga todo tan bien!!! Y por una hamburguesa no creo que pase nada. 🙂

    • Ay, nena, leer tu comentario me deja preocupada. ¿Qué ha pasado con tu pareja, no quiere hacerse cargo de su futuro bebé? 😦 Que conste que aquí no he contado los momentos de acojone del papá de mi criatura, que también los tiene (como todos los hombres, me parece). Cuenta conmigo para lo que necesites, y si quieres hablar más en privado escríbeme a lectoraprofeymama@gmail.com. ¡Un besazo fuerte, fuerte!

  5. Ese burbujeo pronto serán movimientos en toda regla. Ya verás cuando se note cómo se mueve tu panza, la cara de cordero degollao de tu marido jjjj
    Por el tema de la comida, por una vez que te des un capricho no pasa nada. Claro que es mil veces mejor que cocines tus propias hamburguesas.
    Mi parto como era programado, me di (bueno, nos dimos) un homenaje dos días antes. Nos fuimos a comer a una venta que tiene una comida de chuparse los dedos. Me metí entre pecho y es

  6. Espalda un secreto ibérico con papatas con mojo picón. Y su correspondiente postre con descafeinado de máquina jjjj
    Aún no hemos vuelto pero estamos deseando volver. Está a una hora en coche pero merece la pena jjjj

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s