Nuestra primera compra para el bebé

Hasta ahora habíamos sido muy prudentes con el tema del bebé. Nos han caído algunos regalitos (tengo pendiente enseñároslos), pero nosotros nos hemos aguantado las ganas durante todos estos meses sin comprar nada de nada. Hasta la semana pasada.

Lo curioso de nuestra primera compra es que no hemos comprado ningún body de recién nacido, ni unos patucos, que junto a los chupetes (que no queremos ni en pintura) son las primeras compras más habituales. También es curioso que nuestra primera compra ha sido algo que durante los primeros meses de embarazo teníamos decidido que no compraríamos. Hace un mes cambiamos de opinión (ahora os lo explico) y cuando encontramos una buena oferta apenas nos lo pensamos. Hemos comprado un cochecito.

Como os decía, nosotros teníamos decididísimo que no íbamos a comprar uno. Cuando empezamos a hablar sobre nuestra idea de la paternidad, nos sorprendió gratamente descubrir que ambos nos habíamos visualizado a nosotros mismos con un bebé en una mochila. Yo personalmente les tengo mucha manía a los cochecitos, los considero peligrosísimos. Cuando voy en el coche me pasa a menudo que me pego un buen susto al ver asomar en un paso de cebra, entre dos coches aparcados que restan toda la visibilidad posible, la capota del capazo de un cochecito. ¡Siempre he pensado que en caso de despiste de un conductor hay un enorme riesgo para el bebé! Además, hace unos años a una amiga se le escapó el cochecito, que teóricamente tenía el seguro de las ruedas puesto, mientras ella buscaba algo en el bolso. Nuestro último motivo era que, preguntando entre nuestros conocidos, uno se había gastado 1200 euros en el carrito, otro 1300, otro 900, otro 850… Y la mayoría habían cambiado a sillita de paseo más plegable y ligera en cuanto el niño supo andar. No estábamos dispuestos a gastarnos semejante barbaridad en algo que ninguno de los dos deseábamos usar, que no duraría mucho tiempo y que a mí me daba miedo.

Finalmente, hace un mes más o menos yo volví a sacar el tema: me lo había pensado mejor. Sigo con la idea de portear (de hecho ahora sé que lo que quiero es un fular elástico) y sigo sin ser amiga de los cochecitos, pero me hicieron dudar algunos otros motivos. El primero, los abuelos: no me imagino a mi padre ni a mi suegra colocándose un fular elástico para irse a dar una vuelta al parque a presumir de su nieto. El segundo, el precio: resultó que mis amigos eran todos unos megapijos, descubrí que había marcas mucho más baratas, que se puede comprar un trío por 300-400 euros. El tercero, que de todos modos íbamos a tener que comprar una sillita para el coche, y esta ya está incluida en los tríos. El cuarto, que además el capazo podría hacer las veces de moisés en la planta baja de casa durante los primeros meses, si es que queríamos poner al bebé a descansar cerca de nosotros mientras cenábamos, por ejemplo. Le expuse todos estos motivos al papá y a él le pareció todo muy razonable, así que me puse a investigar.

En mi investigación descubrí que en esto de los cochecitos pasa como con casi todo: que hay precios de lo más variado, que en muchos estás pagando más por el prestigio de la marca (cuando hay otros de la misma calidad y más baratos) y que el más recomendable dependía del uso que le fuéramos a dar. Yo quería un cochecito barato pero seguro, que se plegase fácilmente y que tuviese calidad suficiente para algo a lo que, en realidad, pensamos darle poco uso: solo para alguna tarde con los abuelos. Vi por internet algunos modelos, y finalmente me decidí a hacer mi primera visita a una tienda de puericultura: ToysRus.

trio malibuEn la tienda me llevé una grata sorpresa: uno de los modelos que yo tenía previamente fichados, el Trío Malibu de Hauck, estaba rebajadísimo. Su precio oficial de venta era de 310 euros, en algunas tiendas de internet lo había visto a 290 euros y algunas personas decían haberlo encontrado de oferta a 260. En este caso estaba marcado a 256 euros, y no dudé en pedir que alguien me atendiera para preguntarle mis dudas. Encima lo tenían en color turquesa, que es mi color favorito.

El chico que me atendió era un encanto. Me explicó que la enorme rebaja se debía a que Hauck acaba de sacar el Malibu con un tejido en otro estampado más veraniego, y este estaba ya descatalogado, de modo que tenían de oferta las últimas unidades. A mí de calidad me pareció aceptable, si bien el bolso era un poco malucho y muy pequeño (¿pero quién compra un carro por el bolso?). Lo plegué y desplegué yo sola sin problemas. El chico quiso ofrecerme otros tríos más caros, pero cuando yo le expliqué el uso que íbamos a darle admitió que este modelo era el más adecuado para nosotros. Fue a mirar, y resultó que solo les quedaba uno, más el carrito de exposición, pero fue tan amable de reservármelo por unos días para que pudiese llevar al futuro papá y que este le diera el visto bueno a la compra.

Mi marido es experto en detectar fallos de estructura o calidad en distintos productos. Y esa virtud, que taaaanta rabia me ha dado cuando yo me he encaprichado de algo que no ha pasado sus estrictos controles, aquí iba a ser la gran ventaja. A ver qué opinaba él. Le advertí que el bolso era malísimo, pero que el carro en general me convencía, y me lo llevé a echarle un vistazo más exhaustivo. Miramos las piezas, le expliqué para qué servía cada una (sigue sin ser del todo capaz de explicarle a alguien más la diferencia entre el capazo y el huevo) y se puso a hacer pruebas: montarlo, desmontarlo, intentar forzar las medidas de seguridad a ver si cedían, tirar del tejido y observar las costuras, plegar el capazo y volverlo a desplegar… y resultó que pasaba sus estándares de calidad, así que, sabiendo que no lo íbamos a encontrar más barato, lo compramos sobre la marcha.

En fin, que ahora tenemos otra caja enorme más en el cuarto del bebé, que de momento sigue siendo un trastero. Eso sí, estamos dando los primeros pasos para arreglarlo, así que esta semana quiero empezar a enseñároslo y a contaros sobre eso. ¡Un besazo hasta entonces!

Anuncios

19 comentarios en “Nuestra primera compra para el bebé

  1. Pues a mí el cochecito me parece monísimo la verdad!!! Yo también me asusté un poquito con los precios pero descubrí,igual que tú, que el que se gasta 1000€ es porque le da la gana, que hay opciones más económicas más allá de la archiconocida Bugaboo… Personalmente peligroso no me parece (me parecen peligrosas las personas que lo llevan y que lanzan el carro a la carretera antes de mirar a ver si vienen coches), y creo que es muy útil por todas las razones que has dado (además de la de transporte, porque a nosotros lo que no nos convence es la mochila).

    Respecto al chupete, tengo que decirte que yo había pensado como tú, que no le quería (me han regalado muchísimos y los tenía en casa por si una vez naciera el bebé cambiase de opinión) pero hace poco me enteré de una cosa que me pareció muy interesante y cambié de idea. Igual ya la sabes pero te la cuento por si te pasaba como a mí y no tenías idea: parece ser que el uso de chupetes se relaciona con menor muerte súbita del lactante. Así que nosotros hemos decidido incluir el chupete para las horas de sueño…

    Perdón por el tostón! Me gusta mucho vuestra compra!

    Feliz día!

    • ¡Me alegro de que te guste, yo lo veo muy chulo! Tienes razón en que tienen más peligro algunos padres que los cochecitos, jejeje. Y lo del chupete y su relación con menor muerte súbita, tendré que ponerme a leer, pero de momento le veo muchas desventajas al cacharro…

  2. Nosotros nos dimos un capricho con el cochecito, el bebe no necesita tanto pero es que yo lo tenia en la cabeza desde bien pequena que si tenia bebe alguna vez me compraria ese modelo. Tenemos el Inglesina Clasica en blanco… Precioso y a pesar que toodo el mundo nos dijera que es aparatoso y demas mas comodo imposible, no pesa mucho y nos entra en nuestro coche que es compacto! Es muy personal, el peque por ejemplo para pasear siempre ha ido en el cochecito dormido, ahora que va en la silla va siempre sentado y la silla es muy espaciosa. Eso si tambien le gusta ir en brazos y vamos todos tan agusto! Un abrazo

  3. Yo no creo que comprar un cochecito de 900 euros te convierta en un megapijo, el que se gasta 900 euros, como fue nuestro caso, puede que tenga escaleras en el portal, puede que quiera tener varios hijos y hay más probabilidades de que dure más tiempo cuanto mejor sea el carrito, puede que valore el hecho de que sean más ligeros en general los carritos más caros que los baratos y usas carrito hasta que tienen dos años ( y el crío te pesa 13-14 kilos), puede que no vayan a portear y el carrito haga diariamente 5 km…. es que todo depende de las prioridades. En vuestro caso entiendo que decidieseis coger uno económico, pero yo me he dejado los 900 euros mejor invertidos de mi vida, 3 años y medio usando un carro diariamente con niños de hasta 15 kilos y buscando ya el tercer hijo…vamos, mira si me ha compensado el desembolso!!

    • Que conste que no he dicho que todo el que se gaste un pastizal en un cochecito sea un pijo… Lo afirmo de mis amigos, que se gastaron algunos bastante más de mil euros por un cochecito súper cuqui que cambiaron bastante pronto por una silla de paseo tipo paraguas porque el cochecito caro ocupaba mucho en el coche y pesaba mucho. Si vas a usar mucho el cochecito, veo muy sensato hacer una buena inversión, pero yo no deseaba gastarme tanto dinero en algo que no quiero usar, y creo que para mis necesidades este cochecito cumple de sobra.

  4. Una compra estupenda. Lo principal es tener claro lo que se quiere y el uso que se le va a dar.
    Estoy de acuerdo con lo que dice “Nosoyunadramamama”. Yo tengo un Bugaboo y, aunque fue regalo de mis padres, es el cochecito que quería. Es el más ligero del mercado (vivo en un bloque sin ascensor). Es resistente y se maneja, se pliegua y despliegua con los ojos cerrados. Paso de sillitas, este carro es ligerísimo, me ocupa poco en el maletero y se puede poner la silla para delante, para atrás, cambiar la posición de ruedas… Hasta va por la arena de la playa. Encantadísima estoy, jjj. Para colmo es customizable al máximo. A mi hijo le va a durar la tira, vamos!
    Que conste que tengo una mochila ergonómica pero ahí dura poco: suda mucho y no tiene visibilidad. Tengo que empezar a probar a llevarlo a la espalda. Mucho cuidado con los portabebés que no son ergonómicos!!
    Respecto al chupete… Mi hijo no usa. Ni a mi me gustan, ni él los quiere (los escupía jjj). Su mejor chupete es la teta. Y cuando era muy muy bebé se podía pasar enganchado muuuucho rato de día y de noche mientras dormía (succión no nutritiva=chupete). Como a mí no me molesta, la teta hace de chupete también. Eso casi que lo irás viviendo/decidiendo sobre la marcha. Yo he cambiado radicalmente (y para bien) muchas ideas que tenía antes de ser madre.

  5. Por cierto, dada la insistencia (por aquí y por twitter) en que los coches caros pesan menos, he vuelto a informarme. Mi cochecito completo (chasis y silla) pesa poco más de 9 kilos. Lo mismito que algunos de los de marca “supermolona”. E insisto, había coches con un poquito más de calidad en algunos detalles, pero a nosotros este nos pareció que cumplía con nuestras necesidades.

  6. En esto, como en todo, lo caro no siempre implica calidad inmejorable. La oferta de carritos es inmensísima y hay de todo. Evidentemente nadie compraría un truño de carro por 1500€ ni van a regalar un carrito de calidad suprema por 50€… pero no siempre lo barato es peor ni lo caro mejor. Además de eso, lo más importante es lo que has dicho: ¿qué uso le vas a dar? porque si vas a estar casi todo el día fuera, vives en un sitio con muchísimas cuestas, tienes otro niño y valoras llevar el carrito con una sola mano, necesitas un bolso de gran capacidad, tienes intención de tener más hijos y quieres que duren años y años y años… necesitarás uno que traiga de todo y sea bueno. Si vas a portear a menudo, con uno básico te basta y te sobra. Es como quien se compra un ordenador. A mí, para internet y ver series, uno baratejo me basta. Quien lo use para trabajar porque es diseñador gráfico y deba instalar programas potentes, mi ordenador le parecerá una castaña… 😛
    Aunque se portee, es interesante poder contar con un carrito por lo que dices, si alguien quiere pasear al niño y no quiere portear, no queda otra. Ah! y a mí también me dejan muerta la cantidad de madres que meten el carrito en la carretera y luego miran… qué inconscientes!!!

  7. Pero qué chulo!!! Me encanta el color!! Yo aún estoy arrepentida con mi gris… pero al final lo importante es que vaya bien.
    Qué bien que tu marido lo haya probado y le parezca OK. Nosotros no hicimos ninguna prueba y aún lo tenemos ahí desmontado, así que me quedo más tranquila sabiendo que lo habéis probado ya y es cómodo y parece resistente 🙂
    El precio un chollo! Más barato que en internet. Genial!!

  8. Te estaba leyendo, ¡y parecía que me leía a mi misma! Nosotros también tenemos intención de portear, pero claro, lo mismo que has pensado tu pensé yo, ¿y cuándo lo tenga mi madre o mi suegra? Así que sí, tendremos cochecito. Pero hasta prácticamente el último momento, no quiero mirar cositas, porque no sé ni lo que me regalarán ni lo que me dejarán. Por lo que nos esperaremos, primero a tener el positivo, y luego a que el embarazo esté avanzado para empezar las compras.

    • Haces muy bien. Nosotros esperamos a que el embarazo estuviera algo avanzado, y más hubiéramos esperado si no fuera porque estábamos seguros de que nadie nos podía prestar un cochecito y no lo íbamos a encontrar a mejor precio. Yo ahora (ya de 23 semanas) sí voy a empezar con calma a mirar algunas cositas… Nuestra idea es hacer la mayoría de las compras en agosto o cerca. ¡Yo salgo de cuentas en octubre!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s