La habitación del bebé: fase I

Cuando nos mudamos a esta casa, ya sabíamos que queríamos tener un bebé (aunque yo no acababa de lanzarme a la piscina porque estando en el paro sin derecho a prestación me daba un poquito de miedo). De hecho, aunque a mí me daba mucha pereza pensar en mudarme, empezamos a buscar una casa nueva porque en nuestra anterior morada los cerramientos de las ventanas eran muy deficientes y hacía mucho frío y humedad en invierno, y así no se podía criar a un bebé. En fin, que desde que vimos esta casa (que, por cierto, fue amor a primera vista, y pasión cuando descubrí que encima tenía vestidor) yo tenía clarísimo cuál sería la habitación de nuestro niño.

Pero las mudanzas tienen miga, como todo el mundo sabe. El primer día la casa estaba llena de cajas por todas partes. Poco a poco fuimos desembalando, y algunas habitaciones se han ido despejando: la primera fue la cocina, más tarde nuestro dormitorio, luego vino el estudio, después el salón y el cuarto de invitados… Y, sin embargo, el cuarto del bebé (que aún no estaba en camino) se convirtió en un práctico trastero para dejar algunas cajas (el padre de la criatura y yo llevamos tres años viviendo juntos y hay cajas que hemos mudado de un lado a otro sin que yo nunca haya visto su contenido), trastos para los que no hemos encontrado sitio… Vamos, que tenemos un práctico trastero en el que no encaja del todo un bebé (¿serán manías mías?).

El cuarto del bebé, actualmente. No quería poner una foto que documentara demasiado bien nuestro síndrome de Diógenes, así que he editado un poquito la foto con una aplicación monísima que tengo en el móvil. Pero os hacéis una idea, ¿no?

El cuarto del bebé, actualmente. No quería dejar una prueba clara de nuestro síndrome de Diógenes, así que he editado un poquito la foto con una aplicación monísima que tengo en el móvil. Pero os hacéis una idea, ¿no?

Poco a poco mi embarazo sigue avanzando, y hemos decidido que este verano sin falta hay que dejar listo el cuarto del bebé, que en principio será más bien para sus juguetes, un par de sillones y una alfombra para jugar cuando tenga unos mesecitos… porque en realidad nosotros pensamos colechar (o semicolechar, porque vamos a poner una cunita sidecar pegada a nuestra cama). Sea como sea, queremos tenerlo listo antes de que la barriga me impida moverme (que aún me queda embarazo por delante, pero ya empiezo a notarme torpona).

Total, que esta semana vamos a empezar la «Operación cuarto del bebé». El primer paso ha sido llamar a un carpintero, porque los armarios de la casa son monísimos, pero están sin amueblar por dentro. Para la ropa nos hemos apañado con cajoneras de Ikea, pero queremos ponerle la balda a los altillos, ¡que eso es mucho espacio de almacenamiento ganado! Puede pareceros mentira que dos adultos y tres animales noten falta de almacenamiento en una casa con cuatro habitaciones, pero la verdad es que se junta que ambos tenemos muchísimos libros, yo demasiada ropa, él muchos trastos de la infancia (que no puedo obligarle a tirar, aunque quisiera) y toda su montaña de útiles de fotografía y cine… Para terminar de arreglarlo, los dueños de la casa nos pidieron que guardáramos una serie de trastos suyos «en cualquier armario» y claro, si queremos que el día de mañana el bebé pueda colgar su ropa necesitamos sacar sus chismes de ese único armario libre.

Ya con los altillos, podremos colocar un montón de cosas (yo creo que van a dar mucho de sí) y espero que sea el primer paso para que la habitación del bebé empiece a despejarse. Cuando esté vacía podremos considerar si hay que pintar el cuarto o lo dejamos con las paredes blancas, ¡y a partir de ahí empezaremos a comprar todas las cositas del bebé!

A mí ahora mismo me parece que queda muchísimo, pero por algo hay que empezar, ¿no?

Anuncios

13 comentarios en “La habitación del bebé: fase I

  1. Buf que pereza me estas dando!! Nosotros hasta que no me quede tambien teniamos esa habitacion sin montar, solo el armario y ya, la verdad es que se acumulan tastas cosas que no sabes ni de donde han salido. Animo y aprovecha ahora que como dices estas mas agil, que no tiene por que pero quiza mas adelante te encuentres mas cansada… Un abrazo!

  2. La habitación de mis peques también era nuestro trastero jaja.

    Y eso que nosotros si tenemos trastero como tal en el garaje, así que nos toco hacer limpieza a fondo , sólo de recordarlo me canso jaja

  3. Eso me suena… Algo así nos pasó a nosotros. Teníamos la habitación de Coquito de trastero. Decidimos despejarla y pusimos el cambiador, una cómoda para repita y estantería para toallas, pañales… Porque seguimos practicando colecho. Cerca del año ya hemos montado su habitación con cama, armario… Todo a juego.
    Es importante ir preparando cosillas para hacerse más la idea.
    Ya contarás qué tal
    Besos

  4. Jo, qué pereza madre mía… yo ya no puse ni la foto Diógenes, que también tenía tela jejeje Teníamos ahí media mudanza! Y ahora la tenemos en la buhardilla, aún la mitad por colocar… pero poco a poco! Nosotros la medio-acabamos este fin de semana y hace mucha más ilusión de lo que pensaba… ahora a cada rato entro, me encierro (para que no pasen los gatunos ni la perra) y me la imagino allí (aunque en realidad estará con nosotros en la habitación también y tendremos que colocar la cuna junto con la cama cuando ya falten pocas semanas). Ay, qué bonito todo esto que estamos viviendo!

    • Sí que es precioso. Yo a cada rato abro la bolsa donde están sus primeros regalitos de algunas titas… Y simplemente los miro. Tengo ganas de que pase mi examen para dedicarme a ordenar, a forrar cajones y colocar su ropita…

  5. Uy, eso me suena! Nosotros nos mudamos a una casa más grande cuando me quedé embarazada, y la habitación del bebé era la ideal para dejar cajas y más cajas… Hasta que un día tuvimos que hacer limpieza, claro, jeje

  6. Casi diría que nos pasa a todas. No te agobies que os dará tiempo de sobra para despejar la zona y ordenar todo.
    Nosotros hacemos colecho. Tengo la cuna específica de colecho pero no la quiere ni en pintura jj. Quiere calor de mamá. Su dormitorio (al que le faltan algunos detalles) lo usamos para cambiarle los pañales, bañarle y, como tiene una mecedora, para dormirle meciéndole por las noches. Nada más… Ni juega en él… Quiere jugar donde esté yo ☺️.
    Así que, si vais a colechar, con tener lo básico es suficiente. Ah, y, aunque pienses que tienes fuerzas, pide ayuda cuando te pongas manos a la obra. No te pegues palizas limpiando!!
    Un besote!

      • jjjj, ya quisiera yo poder estar leyendo un libro y tener al peque jugando jjjj. Por ahora, y tiene casi 11 meses, lo veo lejano. Cualquiera le quita ojo de encima… (de hecho estoy escribiendo tirada en el suelo y mirando como va directo a un enchufe). Es que soy anti-parque… así que no me importa estar pendiente de él. Desde que nació no he podido sentarme a leer jjjj

  7. Mucho ánimo con la habitación del bebé!
    Nosotros también le lavamos la cara a la habitación y por fin la tenemos acabada =P
    Que no te parezca pronto, que las semanas pasan volando y a nosotros nos ha pillado medio por sorpresa! Poco a poco y con buena letra 🙂

  8. Pues yo tengo que hacer mudanza este verano, ya pensando en habitación de bebé, y aun no sabemos ni dónde iremos…
    Por cierto, ¿cuál es esa aplicación tan molona?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s