No hay derecho

Los lectores habituales del blog sabéis que estoy embarazada de 20 semanas y 6 días y que ayer teníamos cita para la ecografía doppler morfológica que suele hacerse a las 20 semanas. La que podría haber sido una tarde emocionante y agradable se convirtió en una experiencia negativa solo por la falta de humanidad, empatía y respeto en una supuesta profesional de la salud. Escribo ya desde la calma relativa que me produce haberme informado, pero no quería dejar de compartir mi experiencia, sobre todo con la esperanza de que sirva a otras mujeres que, desgraciadamente, puedan verse en mi misma situación.

Antes de nada quiero tranquilizaros: parece que todo está bien, y digo «parece» porque, aunque he leído toda la información que ha caído en mi manos y he consultado a todas las personas a mi alcance con una remota relación con la medicina, en el fondo me queda algo de intranquilidad que en mi cabeza sé que solo es fruto del mal trato recibido, que me ha provocado una sensación de indefensión e inseguridad que ninguna persona debería sufrir. Afortunadamente, la semana que viene teníamos concertada una ecografía privada con un experto en diagnóstico prenatal por otros motivos, y sé que saldré de la consulta completamente segura de cómo anda todo dentro de mi útero.

Tengo que aclarar que la experiencia que voy a relatar me ha sucedido en la sanidad pública, pero que hasta ahora mi experiencia en este aspecto ha sido estupenda y no ha cambiado mi opinión al respecto. Creo que la sanidad pública tiene estupendos profesionales que son un ejemplo de buen hacer, de trabajo duro y de respeto al paciente. Estoy encantada con mi médica de cabecera, mi matrona es fantástica e incluso el ATS que me ha sacado sangre esta mañana ha sido todo un ejemplo de delicadeza. Pero malos profesionales los hay en todos lados y yo tuve la mala suerte de que me tocara una.

La ecografía me la hizo una mujer joven que al parecer tenía mucha prisa, porque nos atendió deprisa y corriendo. Por la mañana me había llamado la enfermera informándome de que se había quedado un hueco a las cuatro de la tarde, por si podía ir antes; yo le dije que lo sentía muchísimo, pero que mi marido había tenido muchas dificultades para cambiar el turno en el trabajo y que solo podía ser a la hora que nos habían citado inicialmente. No sé si lograrían llenar ese hueco con alguna otra paciente y se iban ya o si tenían muchas ganas de acabar con las que quedábamos, el caso es que la ecografía no pudo ser más rápida.

Después de una aceleradísima enumeración de partes del cuerpo en que nosotros apenas tuvimos tiempo de ver nada («Esta es la cabeza con los ojos, esta es la barriga, este es el fémur y este el corazón») nos soltó el sexo sin siquiera preguntar si queríamos conocerlo (permitidme que de momento me lo calle, porque no nos hemos quedado muy convencidos dada la prisa con que lo miró y lo mal que nos atendió, preferimos esperar a confirmarlo). Y entonces soltó la bomba. «Vais a tener que dejarme vuestros datos y os llamarán para hacer otra ecografía. El bebé tiene unos quistes en el plexo coroideo, en el cerebro, y el estómago vacío, y tenemos que volver a observarlo». Nos dejó paralizados, tanto que yo me dejé el gel a medio limpiar, volvió a soltarnos dos datos rápidos (mide 21 centímetros y pesa 360 gramos) y, quedándose tan ancha, se fue a su mesa a rellenar el informe.

Cuando nos sentamos frente a su mesa empezábamos a procesar la información a duras penas, y le hicimos mil preguntas. Sobre todo, qué significaban esos quistes, si eran señal de alarma, si algo podía ir mal, si debíamos preocuparnos, cuándo nos harían esa ecografía… Y también si el estómago vacío era mala señal, si es que el bebé no tragaba líquido amniótico… La mujer seguía rellenando el informe como si nada, y apenas nos soltó un «Es signo de inmadurez, tenemos que volver a verlo» y un «No sé cuánto tardan las ecografías, ya os llamarán». Por más que le preguntábamos, no había quien la sacara de ahí. Yo me apagué, estaba al borde del llanto, y mi marido seguía insistiendo sin ningún éxito. En cuanto ella rellenó los papeles nos despachó secamente y nos dejó con el corazón en un puño y muchas ganas de llorar.

Salimos a la calle con cara de funeral, paramos en la primera cafetería que vimos, pedimos un café y un zumo (ya no nos apetecía nada más) y empezamos a usar nuestros recursos. Un twitter a matronaonline, un whatsapp a una amiga enfermera y consultando internet a cuatro manos en busca de información.

Lo que más nos preocupaban eran los quistes (¡qué palabra tan fea para soltar con esa ligereza!). Poco a poco, pusimos la información en pie. Los plexos coroideos son un área del cerebro que no afecta a la inteligencia ni a la funcionalidad, sino que se encarga de nutrir con un cierto líquido al cerebro y a la médula espinal. A veces se forman unas pequeñas bolsas de líquido en el plexo, que se denominan quistes. Están presentes en entre un 1 y un 3 % de los fetos de 20 semanas, y al parecer en la inmensa mayoría de los casos se reabsorben solos  entre la semana 24 y la 28 porque suele ser parte del desarrollo del cerebro, que no siempre es igual ni sigue el mismo ritmo en todos los bebés.

Este tipo de quiste podría ser una señal de alarma en el caso de que se observaran otras anomalías (y el estómago vacío no es una de ellas): malformaciones en el corazón o en alguna de sus cuatro válvulas o defectos en la funcionalidad del mismo, malformaciones en manos y pies, labio leporino… Todo ello podría ser indicador de una posible trisomía 18, para la que en el cribado del primer trimestre obtuvimos un riesgo de 1/90574021 (y se considera riesgo positivo 1/150). Sin embargo, si dichos quistes se presentan de forma aislada, no deben ser considerados señal de alarma, sino más bien de algo a observar para asegurarse de que tienen una evolución normal, pero no es en absoluto algo por lo que preocuparse. Os detallo la información que he encontrado, con la esperanza de que os resulte útil:

Resumiendo, al parecer es algo que hay que observar para mayor tranquilidad, pero no constituye en absoluto una señal de alarma. ¿Tanto trabajo le costaba a esa señora comunicárnoslo así?

En cuanto al estómago vacío, parece que no es anormal que esté así, suele vaciarse y llenarse con frecuencia y lo normal es prolongar la exploración o repetirla pasada una media hora, y entonces el estómago suele estar lleno. Si no se llenase, entonces sí habría que descartar otros problemas, por ejemplo en el esófago. ¿Por qué a mí no me dijeron eso? ¿Por qué no me hizo esperar un rato en la sala de espera para quedarnos tranquilos sobre la marcha?

Ahora estamos tranquilos, pero nos sentimos mal tratados, vulnerados en nuestros derechos. Un embarazo respetado es aquel en que se comprende que la embarazada es un ser humano con derecho a que se le trate con dignidad (que no es lo mismo que educación). Lo mínimo que se merece una persona a la que se está explorando es información, siempre, pero especialmente si la reclama. Negar la información que se solicita solo puede provocar estrés y desazón, y todos sabemos que una embarazada debe evitar someterse a estrés, especialmente de forma innecesaria. Ayer pude leer algunos avances en los posibles efectos del estrés en el feto.

Quiero pediros un favor si habéis tenido la paciencia de leer esta entrada: difundidla. Si he contado mi experiencia ha sido con la intención de que ninguna otra mujer pase por el calvario que pasé yo ayer, por reclamar el derecho a la información y al respeto, y porque esta información esté accesible para cualquiera que reciba el mismo diagnóstico. Muchas gracias.

Anuncios

45 comentarios en “No hay derecho

  1. Madre mia! Malos profesionales hay a patadas en este ambito no deberia haberlos, lo siento mucho nadie deberia pasar ese mal rato y menos una mujer que lleva un bebe dentro. Si puedes cambia de profesional , es mi consejo. Espero que vaya todo bien y sea una falsa alarma… Un abrazo muy muy fuerte!! Ya nos contaras a ver que tal…

    • Bueno, al ser el seguimiento por la sanidad pública cada vez me atiende un profesional diferente… y en este caso es una ventaja. Eso sí, cuando vuelva para la siguiente ecografía pienso poner una queja por escrito, para que quede constancia. Ya os contaré la semana que viene.

  2. Estoy sin palabras. Me imagino que pondréis una queja por escrito cuando volváis por allí para que no quede impune esta “profesional”.
    No explicaros una información tan delicada no tiene razón de ser. Es tremendo todo: que no te informe de qué riesgos hay, qué quiere decir claramente, que no sabe cuánto tardarán en volver a verte después de soltarte algo así ??!! En fin, entiendo que os quedasteis fríos y que no sabes ya ni cómo reaccionar, entre que asimilas la noticia, el cabreo y la impotencia.
    Menos mal que la semana que viene iréis y os atenderán en condiciones, ya verás. Yo también fui al principio a la 12 y a la 20 a un médico que dicen que es de los mejores de Zaragoza y fue genial, nada que ver con los demás.
    Intentad estar tranquilos con todo lo que sabéis y esperad a confirmarlo con la nueva eco. A mi de una semana para otra me dijeron cosas opuestas, así que viendo cómo os atendió, mejor hacer borrón e ir tranquilos a la próxima.
    Un abrazo para los tres y muchos ánimos.

    • Me acordé de ti, porque sé que tú también pasaste por un susto. Pero lo que me da rabia es que era completamente evitable: con haberme informado, hubiéramos salido contentos y felices. Intentamos olvidar la experiencia y esperar a la semana que viene. Mi padre, el pobre, está nervioso y preocupado, es muy aprensivo; menos mal que poco a poco se va serenando. ¿No se da cuenta esta mujer de a cuánta gente puede hacer daño que ella no dedique un minuto a explicar algo que ha visto?

      • O no se da cuenta o es así de inhumana. Yo también lo había compartido con mis padres y mis suegros y estábamos todos en vilo.
        A mi lo que más me ayudó fue pensar en que en la eco 12 estaba todo fenomenal. Además tus análisis estaban perfectos, así que a esperar tranquilos a la semana que viene.

  3. Antes que nada, tranquilidad. Y después os animo a que pongáis una queja en el hospital por escrito. Desde luego que no hay derecho. Nunca entenderé cómo una persona que trabaja con embarazadas pueda ser tan desagradable, tener tan poco tacto y tanta estupidez.
    Como veo, os habéis informado bien. Para tu tranquilidad, te digo que cuando estaba embarazada estaba en un foro y una de las mamás también tuvo un susto con lo de los quistes… Finalmente desaparecieron y tuvo una niña sana y normal. Otras mamás hablaron de casos parecidos que conocían en los que no hubo nada relevante.
    La semana que viene, con la eco en condiciones, que os aclaren bien todas las dudas. Preguntad todo y más. Espero, y estoy segura, que esté bien.
    Mucho ánimo y un abrazo.

    • No te quede duda de que voy a poner esa queja. Gracias por compartir lo que leíste en el foro, he leído muchos testimonios similares pero en esta entrada he querido citar solo las fuentes médicas, que al fin y al cabo son las que nos dan mayor tranquilidad. Un abrazo y gracias por estar ahí.

  4. Hola guapa!! Lo primero es darte muchísimo ánimo y lo segundo es contarte mi experiencia por si te tranquiliza y ayuda, que en estos casos a veces viene bien.
    Mi bebote tiene ya un año y dos meses; pero cuando fuímos a la eco de las 20 semanas (como tú) casi me muero del susto y lo pasé FATAL. Me hicieron la eco casi sin abrir la boca (que no cuesta tanto) y lo poco que me decían lo hacían rapidito también (y eso que en mi caso iba por seguro privado…Alucinante!) El caso es que después de mirar un buen rato la misma zona, no decir nada, salir y preguntar a otra compañera (a todo esto mi marido y yo sin saber nada, con el corazón en la boca y en la habitación contigua medio mareada de tanto magreo y con el corazón en la boca con la sensación de que algo no va bien) me dice que el bebé podía tener un quiste en el colédoco que volviese en un mes para revisión…Imaginate el cuerpo que se me quedó y mirando en internet sólo me puse peor porque decía que era una mutación heredada de la madre y que había que operar en el útero o recién nacido…Creo que sabrás el pedazo de ataque de ansiedad y pena que me dió en ese momento y todo para nada!!!! Porque por indicación de mi cuñado conocí un sitio BUENÍSIMO que se pagaba a parte porque tampoco entraba por el seguro medico en el que me atendió una señora que me tranquilizó, me habló de mil amores y me explicó genial absolutamente todo con cariño, paciencia y dedicándome mi tiempo y resulta que mi bebe estaba perfectamente pero que su vesícula es un poco más grande de lo normal y en forma de ese, el tramo final quedaba encima del colédoco y por eso MAL MIRADO parecía un quiste…INDIGNANTE y se pasa FATAL! Mi correo queda en el email, si quieres me mandas un mail privado y te doy toda la información que puedas necesitar, la clínica que te recomiendo es en Madrid. Cualquier cosita que necesites te ayudo de mil amores. Todo mi apoyo y mi cariño, verás como al final tu bebé esta genial

    • Hola, Ester. No sabes cuánto te agradezco que hayas contado tu experiencia. Es increíble que a veces una tenga que pasar ese calvario porque alguien no quiere dedicarle tiempo a tu ecografía… Nosotros tenemos cita la semana que viene con un médico que nos han recomendado muchísimo, en Sevilla, es muy prestigioso e incluso viene gente de otras provincias a consultarle. En ese sentido estamos tranquilos, pero si veo que hay algo que no esté bien puede que me interese ir también a Madrid. Ya os voy contando, ¿vale? Un abrazo para ti y para tu bebé.

  5. No puedo entendelo, no puedo entender la poca delicadeza de algunos profesionales, su absoluta falta de profesionalidad, porque creo que una de las partes del trabajo como médico es el trato al paciente, el tratarlo como es debido, con educación y respeto, explicándole claramente y con un lenguaje que pueda entender lo que pasa…No lo entiendo,no entiendo por qué nos os explicó qué significaba eso que os estaba contando…
    Un abrazo muy fuerte

  6. Jolín, menudos susto… Como para no salir con cara de funeral…
    Me ha parecido una entrada muy completa y muy bien redactada. Tienes razón en que no hay que echar la culpa al sistema, ni a los profesionales de la sanidad pública, sino a esta chica en concreto. El motivo por el que os trató así, es indiferente. Si había tenido un día ajetreado, o prisas de última hora o lo que fuera, no debía trataros así. Y lo de la empatía… Se la dejó por el camino.
    Siempre, lo digo, cuando tu trabajo es de cara al público, tienes que saber tratar al público. Vale, que puedes tener un día malo, pero en tal caso, si ves que el paciente te pregunta y te reclama, que menos que parar un poco y dejarlos más tranquilos. Sobre todo, después de oír eso de los quistes…
    Suerte que este tipo de profesionales son los menos, pero hacen mucho ruido, ¿verdad? Mira la pava que me hizo a mi la histero, sin ir más lejos. Pero luego están los buenos profesionales como matronaonline, tu amiga enfermera y mil profesionales más. Pero claro, cuando vamos a una consulta y nos tratan bien, nadie escribe sobre ello, de ahí que diga que los malos son los menos, pero hacen mucho ruido.
    Me parece genial que pongas una queja. Ponla a nombre de la chica en cuestión, no al servicio de ginecología. Porque así es mejor. Te lo digo por mi padre, que como sabes es médico y cuando alguien se ha querido quejar de un médico (ya sea de la privada o de la pública) él aconseja que se haga así, porque así corrigen al que ha metido la pata y no cae la queja en saco roto…

    Anda, tranquilízate, que ya has visto como no es nada. Pero madre mía… El susto debió ser enorme… :S

    Muchos besos.

  7. Ánimo, tenéis toda la razón para quejaros y hacéis bien poniéndola por escrito. Seguro que en la próxima ecografía os dicen que todo está bien. Sobrecogeros del susto y ¡ánimo!

  8. Mer, lo he compartido en twitter. Creo que tenéis TODA la razón para quejaros (es más, debéis de hacerlo) porque no hay derecho a que se trate así a nadie. A lo mejor ellos saben un montón sobre el tema y no están preocupados, pero no pueden soltar esa información así, sin más, y no dar explicaciones. No me puedo ni imaginar qué impotencia y qué mal lo habéis pasado!!!!

    Qué bien que la próxima semana tenéis una eco privada y os podrán informar mejor. Y qué triste es que tengáis que pagar para que os informen mejor… Cuando la sanidad publica debería de hacerlo.

    Mucho ánimo guapa!!!!

    Feliz día♥
    María {La cajita de música}

  9. Madre míaaaaaaaaaa!!! nena y no podéis adelantar la eco de la semana que viene para quedaros tranquilos cuanto antes??? seguro que se contáis el caso os atiende antes.
    No te preocupes que seguro que no es nada, ya has estado informándote y verás que no es más que lo que has leido.
    Ya sabes mi experiencia con malos profesionales…arruinan la vida, no tienen sentimientos ni escrúpulos…
    A mi la eco de las 20 semanas me la hizo mi gine por lo privado a las 16 y fue una eco de libro, salí de allí con la boca abierta…menos mal por la de la Seguridad Social apenas miró nada e incluso se equivocó en el sexo…pareciera que estuvieran dándonos una limosna!!! como si no pagáramos bastante!!!

    Mucho ánimo y estáte traquila. Por supuesto comparto.

    Besossssssssss

  10. Creo que tienes derecho a reclamar… Al menos lo intentaría, no es justo que nadie trate así a nadie, por muy profesional que sea. Por estas cosas yo tengo fobia a la bata blanca y adoro a mi ginecóloga.

  11. Alucino… algunos médicos no deberían dedicarse a la medicina, porque la medicina es ante todo AYUDAR a las personas, no crearles problemas nuevos. Si no saben de empatía, de saber escuchar, de ponerse en el lugar del paciente, es mejor que se dediquen a otra cosa. Y además es total falta de profesionalidad lo que cuentas. Por desgracia oigo muy a menudo quejas de ese tipo. Yo en algún momento me he sentido así tras salir de una consulta, pero cuando se trata de un embarazo con lo delicado que es eso, se debería poner aun mayor cuidado creo yo. Haces bien en reclamar y quejarte.

  12. Una queja por escrito, por favor. Que no le pase a nadie más!
    Pero tanto le cuesta explicarte las cosas, que le puede llevar… 4 minutos dejarte tranquila? Y no que te lleves ese sofocón.
    Me parece una verguenza

    • Sí, así me he sentido yo, ¿tanto cuesta no hacerle pasar ese mal rato a alguien? No son cuatro minutos. Decir “no os preocupéis, pasa a menudo y casi siempre se reabsorbe solo” lleva 30 segundos. Ya luego si tiene prisa me parece bien, pero una ya busca en internet por complementar la información, no pensando que su bebé se va a morir.

  13. La verdad que hay médicos que parece que están tratando con robots y non con seres humanos con sentimientos y con una sensibilidad especial.estar esperando noticias de tu bebe ansiosamente y que te desmoronen tu castillo de fuegos artificiales con una consulta tan brusca e inhumana es para.partirle la cara.pero asentimos y nos vamos de allí destrozados y lloramos en silencio por no molestar cuando ellos nos han molestado mucho mas.se puede evitar pasar por un sofocón solo con tener un poco de humanidad que a algunos médicos parece que se les haya quedado encondida en algún bolsillo.menos mal que no es nada guapa aunque se que el sofoco tuvo que ser de órdago.animo y besos

  14. Vaya mala suerte con la tipa!!!!! Desde luego, es lo que tú dices, os tiene que informar de todo eso pero a la vez deciros que se trata de cosas sin importancia. Y por supuesto, responder a todas las cuestiones que se plantean en estos casos los padres. Sobre el labio leporino, tengo madre y hermano con esta malformación (que obviamente no impide hacer una vida normal), a mí siempre me lo han mirado muy bien en las ecos, así que la próxima semana, si lo tuviese, os lo dirían. Ánimo!

  15. Hay gente para todo!!! Lo de decirte el sexo sin preguntar tb me lo hicieron a mi!! En la semana 17 me soltó “es una niña” y yo toda feliz!!! Que sorpresa cdo en la 21 se le veían claramente “los huevillos” a mi garbancito

  16. Tienes toda la razón, NO hay derecho. Siento mucho que hayas tenido que pasar por esa experiencia y aunque gente poco profesional hay en todos los oficios, en este en concreto parece que hay más de los que debería. Me alegro que fueras fuerte y no te derrumbaras sin contrastar la información. Y creo que lo mínimo que se merece esa tipeja es una queja por escrito para que no quede impune. Hay que denunciar todas estas injusticias. Y muchas felicidades por estas 21 semanas tan bien llevadas, nos alegras cada vez que publicas algo, guapa!

    • ¡Muchísimas gracias, Neus! Me has sacado una sonrisa al deir algo tan bonito del blog.
      Sobre esta historia, admito que a mí el disgusto ya se me ha pasado casi del todo (me queda cierta desazón, pero esa desaparecerá el martes), pero cuando una causa me toca en la fibra soy muy guerrillera y me he propuesto que ninguna mujer tenga que pasar un rato de tanta angustia como yo buscando si su bebé está muy grave por esos quistes en el cerebro.

  17. Cuando tenía 5 semanas me detectaron un quiste en el cordón…mi experiencia fue totalmente distinta a la tuya, me lo dijeron con mucha delicadeza.
    Lo que te quería contar es q ya tengo a mi niña conmigo y es una niña sana y hermosa, las cosas q aparecen en internet sobre los quistes son horribles pero en el 99,9% de los casos estos desaparecen y no es nada grave.
    Y bueno, tb me haría otra eco con alguien q si tenga tiempo para atenderme y en caso de ser efectivo me explique todo con lujo de detalles.
    Un abrazo y se perfectamente por lo q estas pasando

    • Muchas gracias por compartir tu historia, Carolina. Si algo me está sorprendiendo es la cantidad de mamás que me habéis contado historias similares en estos días. Me alegro mucho de que tu niña esté completamente sana, seguro que la disfrutas un montón. Un abrazo fuerte.

  18. ¡Qué susto!, no quiero ni imaginarme cómo os sentísteis, no hay derecho a este tipo de cosas, aunque lo cierto es que no me sorprende demasiado. Yo estoy yendo por lo público y por lo privado y en lo público siempre siento como si me despacharan, apenas veo al bebé. La semana que viene justo voy a la ecografía de las 20 semanas, espero que tenga más suerte. Igualmente, deseo que la semana que viene cuando vayas por lo privado el médico os trate mejor y os informe con más detalle. Seguro que todo sale bien y lo de los quistes es cómo te has informado y desaparece. Mucho ánimo!!!

    • Mi experiencia en la sanidad pública ha sido muy buena, con esta única excepción. Nosotros estamos llevando el embarazo solo por la seguridad social; a la ecografía privada de la semana que viene vamos de forma puntual y por una consulta específica (descartar un problema genético presente en un miembro de mi familia). Pero mira, al final nos va a venir bien también para que nos aclaren este tema… 😉

  19. Siento que hayas tenido que dar con esa impresentable, con lo nerviosa que va una a la eco de las 20. Yo tuve suerte en la SS hasta que en la última revisión una gine quiso programar cesárea a las 38 semanas por estar de nalgas. Me negué y sólo le faltó llamarme mala madre, dijo que mi parto iba a ser una carnicería. Al final nació de 41+3 cesárea con dinámica de parto y mi marido viéndola salir. Esta señora me dijo que si estaba ella de guardia ni marido ni piel con piel. Di el pecho a mi hija mientras me cosían. Denuncia a la tipa esta.

    Tranquila que tu bebé está sano. Un abrazo.

  20. No sabes la vergüenza que me da cada vez que veo que tengo compañeros de profesión tan poco profesionales, con ninguna educación y ningún respeto. Y la impotencia que siento como mujer de ver que se trata a las embarazadas como a ganado. Creo que haces muy bien poniendo la reclamación. Seguramente les fastidiaría que no quisieras haber ido antes para haberse ido ellos a casa, es indignante.

  21. Que pena que haya gente así, que olvide lo que se siente al otro lado cuando es uno el que espera recibir una información tan delicada. Hay gente así en todas las profesiones pero, claro, en ésta la sensibilidad debería ser una exigencia.
    Como profesional he tenido que quedarme con la boca abierta al ver a compañeros olvidando la parte humana del trato con el paciente, y como paciente he sufrido a estos personajes y he grabado a fuego en mi mente la moraleja, para intentar no transmitir jamas esa indiferencia al dolor ajeno.
    Os animo a ser críticos y dejar quejas por escrito, pero también a olvidar la experiencia, que no sume dolor a un proceso angustioso ni reste alegría a un momento de felicidad.
    Me despido pidiendo un favor, cuando habléis de las enfermeras no os refirais a ellas como ATS, que he encontrado el termino en el articulo. Nos ha costado muchos años de esfuerzo desarrollarnos como profesionales ununiversitarios capacitados para actuar de manera autonoma y no como ayudantes de otro profesional. No somos ATS, ni practicantes, solo enfermeros. Gracias

  22. Hola!
    Acabo de descubrir tu blog y leyendo esta entrada se me han puesto los pelos como escarpias. Ya he leído que todo está bien, pero me parece indignante que hayan personas así en la sanidad pública.
    Por cierto, felicidades por esa nena!

  23. Hola! He visto tu blog en ser padres.es y me he sentido muy identificada con vosotros ya que a nosotros nos pasó lo mismo, fuimos por lo público a la ecografias de las 20 semanas súper ilusionados porque todo el mundo nos decía que era muy importante y te lo miraban todo detalladamente y además sabríamos el sexo de nuestro bebe. Para empezar nos trató un poco borde, después me dijo que me tumbara en la camilla y la médica estuvo viendo todo el tiempo a nuestro bebe por el monitor sin enseñarmelo a mi y yo le hacia señas a mi marido para que me dijera por lo menos si se movía y me mandaba a callar porque la desconcentraba que cuando ella acabará ya me lo diría todo, yo estaba a punto de llorar!!!!!tardo unos 10 minutos y fueron los más largos del mundo para mi. Cuando ya acabó sin enseñarme el monitor me dijo que tenía una dilatación de la pelvis renal derecha de 9mm y que me llamaría para hacer un seguimiento y no me explicaba nada más, yo nada más salir acabe llorando porque me sonaba muy mal ya después me estuve informando y me hacen seguimiento por llevar un control pero que todavía se está formando y puede ser que finalmente se le quite la dilatación que sólo es una inflamación! Y cuando nazca tenga el riñón perfecto. Ya he tenido la nueva eco que el ginecólogo que me atendió fue un encanto desde que entre y de momento sigue todo igual todo igual y el 14 de octubre tengo la próxima eco. Mucho ánimo y seguro que nuestros bebés serán muy sanos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s